Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Docentes abandonan las aulas para vender hielo: salarios no garantizan alimentarse

A muchos los mantienen atados a las aulas la vocación, pero llega un momento en el que el hambre los obliga a renunciar

Algunos docentes o profesionales en Venezuela prefieren dedicarse a la agricultura, vender café, tortas, hielo, helados o cualquier otra actividad antes que integrarse a las aulas de clase, una decisión que es impulsada porque el Estado no garantiza sueldos con los que se puedan alimentar, pagar pasajes, alquiler, vestimenta, calzado, medicamentos y demás necesidades de los seres humanos.

Jorge Carvajal Callejas director estadal de educación en Mérida, explica que muchos educadores han abandonado las escuelas, citó varios ejemplos que ha observado en la zona Panamericana de la entidad andina, “allá hay varios casos, uno de ellos me decía profesor yo prefiero vender bolsas de hielo, vendo un promedio de 60 a 80 mensual a 400.000 bolívares, produce más dinero que estar un mes en un aula de clase”.

Detalla que además hay profesionales que buscan ingresos económicos a través de la recarga de saldo a las líneas telefónicas de operadoras privadas, “esa es la triste realidad de esta profesión hoy en día, por eso es que la educación con esos sueldos no puede mejorar”, argumenta.

Para Carvajal no es posible que un docente en Venezuela gane entre 5 y 7 dólares por un mes de trabajo, una cantidad de dinero con la que no se puede vivir. “Con que entusiasmo y alimentación, no solo lo que representa para él sino para su familia, por eso la educación no puede ser de calidad”, lamenta.

De acuerdo con otros educadores consultados por Caraota Digital es más rentable trabajar por sus propios medios en tareas dirigidas, con grupos reducidos pero que permiten de cierta forma paliar la crisis económica. Muchos de ellos esperan el llamado a clases presenciales para tomar una decisión que no afecte los ingresos generados a través de sus nuevos emprendimientos y donde son sus propios jefes.

En relación a las clases virtuales por la restricción de la pandemia, señalan que los educadores no disponen de equipos para impartir las clases virtuales, ya que los salarios no les permiten comprarlos, igualmente es imposible sostener la renta mensual que amerita el pago del servicio de datos necesarios para establecer conexión a internet y mantenerse comunicados con los estudiantes.

 

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados