Dramático: murió recién nacida por supuesta contaminación en el Hospital Central de San Cristóbal

Foto: Referencial

Emili Nazareth, con solo una semana de nacida, fue remitida al hospital Central de San Cristóbal. Este domingo 1 de septiembre murió. Tan solo tenía 13 días de nacida. El diagnóstico fue: paro respiratorio, pero su familia asegura que el deceso se debe a la contaminación en el centro de salud, donde contrajo una bacteria.

Además relatan que el día de su ingreso al centro asistencial habrían muerto otros siete bebés.

Silvia Velandria, tía de la niña, sostiene que no había insumos, ni medicamentos y que la mayoría de los implementos empleados para tratar a la recién nacida durante su hospitalización, así como los exámenes de laboratorio requeridos, debieron ser costeados por ellos.

Hicieron grandes sacrificios económicos. Sólo en medicamentos, insumos y exámenes gastaron más de 8 millones de bolívares y como la niña murió, al sumar los gastos fúnebres ya pasan los 20 millones de bolívares. Aún faltan por pagar más servicios.

La contaminación del centro de salud pudo ser la causante de la muerte, insisten sus familiares. Silvia Velandria sostiene que debieron empeñar todo por la salud de la niña, para finalmente verla morir, por supuesta contaminación en el centro de salud, debido a que los médicos les comunicaron que la neonata contrajo una bacteria.

Durante los 13 días que permaneció su familiar en el retén, observó el mal manejo de los desechos dentro de los pisos de hospitalización y presenció a diario varias muertes, señala Velandria. "El lunes que hospitalizaron la niña, murieron 7 niños", insistió.

A esta queja se suma la de Alejandra Olarte. "Hay una habitación al lado de la sala de parto donde ponen los desechos que sacan del pabellón y ahí están los niños y las madres, después salen a decirnos que los bebés se contaminan con una bacteria”, lamentó.

Olarte pide a las autoridades de salud de la región y del Hospital Central, limpieza y desinfección de las áreas más vulnerables. "Hagan algo por favor, porque no puede ser posible que todos los días se mueran uno, dos y tres niños y no pase nada”, aseveró.

 

El drama del entierro

 

Otra situación triste y casi imposible de cubrir por el venezolano que gana Bs. 40 mil  mensuales de salario mínimo, son los gastos de entierro de sus familiares.

En el caso de Emili Nazareth, que es una recién nacida y su ataúd es de mínimo tamaño, la familia debió pagar 70 mil pesos colombianos, por la urna, (unos 5 millones de bolívares). Además pagaron Bs. 4.500.000 por la remoción del terreno del cementerio en el Jardín Metropolitano El Mirador, relata la tía de la niña, Oriana Ramírez.

“La situación es muy difícil, los costos son extremadamente exagerados y los gastos del velorio ni siquiera los hemos podido preguntar”, dijo.

Agrega Ramírez que tener un familiar enfermo en Venezuela requiere "muchos sacrificios juntos". Citó como ejemplo  que preguntaron por el precio de un examen médico en un laboratorio en la mañana y cuando reunían el dinero y volvían en la tarde para mandarlo hacer, ya el precio había subido.

Fotos: Judith Valderrama

 

Texto: Judich Valderrama

De paseo: Padrino López aterrizó a Nicaragua para respaldar a Ortega

En video: 10 preguntas, 1 minuto con Padre Luis Salazar por: Luis Olavarrieta