En Catia pocos le temen al coronavirus

¿Cómo se podría abrir la economía en Venezuela en plena pandemia?
Foto: referencial.

Incluso en cuarentena habitantes, buhoneros y compradores abarrotan las calles de Catia, la popular comunidad de Caracas conocida por sus bajos precios. Muchos, pese a temer contagiarse de COVID-19, deben salir para no morir de hambre. Otros simplemente no le tienen miedo al virus.

Rosa Emilia Ordaz es habitante de la parroquia Sucre, asegura que mientras pueda usar tapabocas y lavarse las manos, no le da miedo salir. Actualmente su único ingreso es la pensión, y no sabe cuánto tiempo más pueda aguantar en cuarentena, sin percibir más de 400.000 bolívares que no alcanzan ni para un cartón de huevos.

El chavismo ha impuesto plan en la zona, basado en salvoconductos o pases de movilidad para restringir el tránsito en Catia, Propatria y comunidades adyacentes; pero estos salvoconductos sólo fueron controlados las primeras semanas del plan.

Algunos compradores desconocían que los miércoles y domingo son días de parada en esta parroquia y llegaron de otras comunidades buscando mejores precios. Trina Mora vive en El Junquito y se trasladó hasta Catia para intentar comprar un café más económico. Dice tener miedo de contagiarse, pero la necesidad puede más que ese temor.

cara

Descubre cómo Dejar de Tocarte la Cara: ¿Por qué es tan Complicado?

nynas

Nynas: El socialismo como camino más largo entre la "privatización" y la "privatización"