Es muy grave el déficit de respiradores en medio del ataque del Covid-19

Foto: cortesía

El nuevo coronavirus puede llegar a atacar tan brutalmente a los pulmones, que a juzgar por el testimonio recibido de médicos en el mundo entero, los puede destrozar acabando con la vida del portador.

Llegando a ese estadio no hay ventilador artificial, como tampoco hay hasta los momentos tratamiento farmacológico, que garantice pleno éxito contra el Covid-19. Pero en terapia intensiva son muchos los casos que han “salido con bien” y en tal recuperación las máquinas respiradoras han sido de uso crucial.

El déficit de los respiradores va de la mano del déficit de camas de terapia intensiva, según nos explica el doctor Huníades Urbina, integrante de la Comisión de Expertos para el monitoreo del Covid-19 en Venezuela, nombrada por la Presidencia Interina de la República.

En la Encuesta Nacional de Hospitales, se tiene el dato de que hay alrededor de un 50 por ciento de déficit de camas hospitalarias de terapia intensiva.

“Una cama de terapia intensiva no sólo es el espacio físico de la cama, sino que además lleva incluido un ventilador artificial, un monitor, bombas de infusión y otra serie de elementos que conforman  lo que se conoce como un cupo de terapia intensiva”

Agrega Urbina que incluso el viceministro de la administración Maduro para el tema de los hospitales, en la única reunión a la que se invitó a algunas sociedades científicas, expresó que para el 9 de marzo (cuatro días antes de que se anunciara el primer caso positivo para Covid-19 en Venezuela), apenas en el marco de las camas hospitalarias públicas había 100 para terapia intensiva en todo el país.

Pero para la misma fecha, los miembros de esas sociedades científicas ya habían detectado que en vez de 100, apenas eran unas 75 las camas aptas, con sus respiradores artificiales funcionando, las que podían atender en los hospitales públicos cualquier caso de agravamiento de afecciones respiratorias que necesitará de la unidad de cuidados intensivos.

De otra parte, por consultas a la red de médicos relacionada con la subcomisión de salud de la Asamblea Nacional, el médico y legislador José Manuel Olivares cree que en sentido global (uniendo sectores público y privado) podría haber en Venezuela unos 250 respiradores artificiales, pero sin que se sepa a ciencia cierta si están todos debidamente preparados para atender una emergencia como la que puede plantear el Covid-19.

Sabe Olivares que frente al nuevo coronavirus, incluso en otros países se han dispuesto respiradores para atender pacientes fuera de terapia intensiva, en carpas u otras localidades a las que se acude luego del desbordamiento de las redes hospitalarias. Y cree que en Venezuela, dado el severo reto que plantea la lucha contra este virus, el número de respiradores aptos no debería ser menor a 700. Cuantos más, mucho mejor, recalcó. 

Rodríguez

Piden a Maduro dejar que la prensa libre pregunte sobre la pandemia

Demostenes

Dictaron privativa de libertad para Demóstenes Quijada al ser acusado de terrorismo y otros delitos