¡ESCUCHADOS! Con mesas de trabajo atenderán a reos del Cicpc en Caraballeda tras huelga de hambre1 min read

Un poco más de seis horas duró la huelga de hambre que iniciaron más de 100 presos de Jaula, uno de los dos calabozos del Cicpc en Caraballeda; protesta que fue levantada por la presencia de las fiscales Amaranta Vásquez y Francis Laverde, principal y auxiliar de la Fiscalía Segunda del Ministerio Público.

Ambas fueron comisionadas para escuchar las peticiones de los más de 150 privados de libertad, distribuidos en dos calabozos. Explicaron a los familiares que esta semana está previsto que impulsen mesas de trabajo con Poder Judicial, Defensa Pública, Fiscalía y la policía científica.

La información la dio la familiar de un detenido en el Cicpc de Caraballeda, que pidió resguardar su identidad. Señaló que las fiscales se comprometieron a elaborar una lista de los detenidos y evaluar los casos graves de salud; que quienes esperan por audiencia preliminar sean atendidos en los tribunales de control de guardia y garantizar el traslado de los condenados.

Lea también  Venezuela en ruinas: el país acumula una inflación de 843,44 % y es el más pobre de la región

La huelga inició en horas del mediodía del pasado viernes y se culminó ese mismo día pasadas las 6 pm.

“Ellos quieren llamar la atención, pedir una ayuda humanitaria ya que estamos en cuarentena por la pandemia. Quieren que haya celeridad procesal, que sus casos sean llevados con celeridad y que no haya retardo procesal; y puedan solventar esa situación lo antes posible”, dijo la mamá de uno de los privados.

Contó que como parte de la protesta algunos privados de libertad se hicieron cortadas en los brazos desesperados por las condiciones infrahumanas y de hacinamiento entre las que transcurren sus días.