ESPANTOSO. Amnistía Internacional revela datos aterradores de torturas contra capitán Acosta Arévalo

Régimen cede control policial a grupos irregulares en áreas urbanas
Foto: Archivo

En el nuevo informe, Morir ante un juez: detención arbitraria, desaparición forzada, tortura y muerte de Rafael Acosta Arévalo, Amnistía Internacional publica nuevos datos aterradores de la represión y tortura del régimen contra Acosta Arévalo.

El capitán retirado de la Marina venezolana desapareció de Guatire, estado Miranda, el 21 de junio de 2019. Amnistía Internacional obtuvo 550 páginas del expediente penal contra dos funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) adscritos a la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) acusados de participar en su muerte.

"Fue desaparecido, torturado y murió"

“Contrario a lo que muestra la investigación penal por parte de la justicia venezolana, Rafael Acosta Arévalo no falleció en un hospital, fue desparecido, torturado y murió ante un juez. Sobre estos hechos no se ha hecho justicia”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

La información pública disponible indica que Rafael Acosta Arévalo fue víctima de desaparición forzada desde el 21 de junio, hasta el 26 de junio, fecha en que las autoridades venezolanas anunciaron su detención. Según un oficio del expediente, los funcionarios de la DGCIM le habrían llevado a un hospital el 28 de junio, pero horas después fue presentado, mientras agonizaba, ante un Tribunal militar para imputarle cargos a pesar de su condición de retiro de las Fuerzas Armadas.

Lea también  Tres ataques con explosivos en el Zulia se registraron este martes

Amnistía Internacional encontró que Rafael Acosta Arévalo falleció el 28 de junio de 2019 fue trasladado a la sala donde se llevaría a cabo la audiencia de presentación, sin recibir atención médica en los momentos previos a su muerte. Esta evidencia contradice la versión oficial de las autoridades venezolanas, quienes difundieron que la víctima había muerto en el Hospital Militar Vicente Salias después de haber recibido atención médica.