Estas serían las verdaderas intenciones de Nicolás Maduro con la "ley antibloqueo"

Foto: Archivo

La ley antibloqueo de Nicolás Maduro busca ampliar los poderes del cuestionado presidente para pactar nuevos negocios petroleros.

La propuesta legal, vista por Reuters y que Maduro entregó el martes a la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, le otorga amplias facultades para cambiar o firmar nuevos acuerdos y contratos con empresas privadas u otros gobiernos, sin ninguna supervisión. Este tipo de convenios suele evaluarlos el Parlamento, que ahora controla la oposición.

El ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, dijo el jueves que la intención del texto legal es la búsqueda de “inversiones” para el sector petrolero.

La ley “permitirá lograr mecanismos novedosos, que tenemos que hacerlos en silencio, para impulsar, promover inversiones extranjeras y darles seguridad jurídica a todos los empresarios nacionales y extranjeros”, agregó en la televisión estatal mientras explicaba un plan de distribución de gasolina a partir del lunes.

Lea también  Esto dice Conindustria acerca del esquema de confinamiento impuesto por el régimen

El documento autoriza a modificar la propiedad de las empresas mixtas, que la petrolera PDVSA creó con mayoría de acciones en sociedad con compañías privadas nacionales y extranjeras. La reforma, según abogados consultados, busca ofrecer más libertad en el área petrolera para sortear las sanciones.

Según la propuesta, el “Ejecutivo Nacional podrá modificar los mecanismos de constitución, propiedad, gestión, administración y funcionamiento de empresas públicas o mixtas, tanto en el territorio nacional como en el exterior, sin perjuicio de lo establecido en el artículo 303 de la Constitución”. El artículo mencionado es el referente a la actividad de PDVSA.

El texto, que la Asamblea Nacional Constituyente aprobaría en su próxima sesión, no detalla qué porcentaje de participación mantendría la estatal petrolera en futuras alianzas y si será menos del 50% que tenía hasta ahora.