Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Fundaredes denuncia colapso de servicios públicos en los estados fronterizos

La organización no gubernamental (ONG) Fundaredes alertó este martes que los servicios públicos colapsaron en los estados fronterizos de Venezuela. En tal sentido, subrayó que los ciudadanos de esas entidades tienen que lidiar con la pandemia de la COVID-19, pero aseverada por los cortes eléctricos, la escasez de agua potable y la explotación minera ilegal.

Los miembros de Fundaredes precisaron que los cortes eléctricos en Táchira y Bolívar “suman miles de horas”. Mientras, el estado Amazonas es azotado por la destrucción de los afluentes, de parte de organizaciones criminales que realizan minería ilegal, afectando los suministros de agua potable para los ciudadanos.

De igual forma, y en medio de la crisis del sector petrolero venezolano, Fundaredes documentó las irregularidades con el suministro de gasolina. La ONG alertó que en los estados fronterizos un litro de gasolina tiene un costo entre 3 y 4 dólares. Pese a que  el precio oficial es de medio dólar, de manera que los ciudadanos son “sometidos a humillaciones”

“La red de defensores de FundaRedes ha documentado el negocio que se ha levantado a partir de la escasez de combustible y de gas doméstico, en el cual organismos de seguridad y grupos armados irregulares participan para revender estos insumos a los ciudadanos a sobreprecio”, acotó la ONG en la rueda de prensa.

Ciudadanos viven el suplicio de los malos servicios públicos en Venezuela

Fundaredes documentó los cortes eléctricos en los municipios Torbes, Córdoba, Fernández Feo y parte de San Cristóbal, en Táchira. El gerente de desarrollo social de la ONG, Erwin Gómez, señaló que presentaron 2.275 horas de suspensión eléctrica entre los meses de marzo de 2020 y 2021. Esto se dio sin una programación establecida en 711 bloques.

“Situación que dificulta la educación en línea, la preparación de los alimentos ya que gran parte de los hogares recurren a cocinas eléctricas debido a la escasez de gas doméstico; el desarrollo del trabajo en todas las áreas y además vulnera el derecho a la recreación y a las comunicaciones”, narró Gómez.

Por su parte, Darío Graffe, activista de FundaRedes en el estado Bolívar, contó la grave situación de los cortes eléctricos en el sur de Venezuela. El activista enfatizó que hay ciudadanos que tuvieron que soportar hasta 100 horas consecutivas sin servicio de energía eléctrica.

De igual forma, el coordinador de Fundaredes en Amazonas, José Mejías, comentó que el 60 % de las poblaciones permanecen sin agua potable. En ese sentido, las personas no pueden cubrir sus necesidades básicas de saneamientos y alimentación, en medio de la pandemia y la emergencia humanitaria.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados