Hartos de estar “sentenciados a muerte” los pensionados y jubilados de Vargas protestaron este jueves

Tomaron las calles y se concentraron en Plaza El Cónsul para denunciar su triste realidad.

Foto: Amy Torres

Visiblemente delgados y con la evidencia de los años en sus rostros y piel los pensionados y jubilados de Vargas dejaron a un lado el temor de contagio del COVID-19 y tomaron las calles para desnudar su realidad. Y es que aseguraron que están sentenciados a muerte y prácticamente en la indigencia.

Así lo declaró Gustavo Vallenilla, secretario general de la Asociación Nacional de Jubilados y Pensionados del Ministerio de Transporte, quien declaró que “en este país los jubilados y pensionados tenemos una sentencia de muerte. Si nos enfermamos no podemos sobrevivir porque a esto hay que sumarle que tenemos una pandemia del coronavirus y somos más vulnerables por la edad. Cualquier enfermedad crónica son muy pocas las posibilidades de sobrevivir”.

“Por eso yo decía que parte del sentido de esta marcha, que va a continuar haciéndose, es luchar contra la falta de medicamentos, de hospitalización y medicinas, pero también es una lucha por la salud y la vida”, agregó.

Mientras que Manuel Guacarán, vicepresidente de la Federación de Pensionados y Jubilados de Vargas, dijo que la protesta también es por la situación que están viviendo los trabajadores activos.

Lea también  Enfermeras en Bolívar no pudieron asistir al trabajo. Su único transporte se usó para campaña del Psuv

Añadió que acudirán a organismos internacionales a fin de que intercedan por ellos. “La próxima semana vamos a llevar una comunicación tanto a la OEA como a la ONU expresando un llamado de auxilio, porque la situación es grave”.

Aseguró que ya el problema no es solo el salario, es que los condenaron a muerte. “El Gobierno nacional nos condenó a muerte, el gobernador nos condenó a muerte, el alcalde nos condenó a muerte”.

Explicó que aunque hay un salario mínimo decretado por el Gobierno nacional desde las gobernaciones y alcaldía pueden incrementar el salario mediante actas convenios. “Pero ellos han preferido hacer bulevares, hacer fiestas y aviones e inaugurar cualquier cosa que se les antoje, pero la condición humana del venezolano no vale”.