INJUSTICIA. Sin sentencia audiencia de apelación por el caso de Rubén González (+ video)3 min read

2
Rubén González

El dirigente sindical de Ferrominera, Rubén González, continuará preso.

Este 28 de julio comenzó la audiencia de apelación para el sindicalista preso desde hace un año y ocho meses en la cárcel La Pica en Monagas.

La Corte Marcial no dictó sentencia, y se espera que en 10 días la haga pública.

Rubén González fue ilegalmente juzgado bajo el Tribunal Quinto de Control Militar, imputado por delitos militares, y condenado a cinco años y nueve meses de prisión.

Desde entonces han sido más las irregularidades en su caso, incluida la falta de atención médica ante su delicado estado de salud.

Su detención fue el 29 de noviembre en una alcabala en Anaco, estado Anzoátegui, cuando regresaba de una marcha en Caracas por el cese de la persecución y el respeto de las tablas salariales y contratos colectivos.

Rubén González tuvo logros

Más temprano, la Intersectorial de Trabajadores de Guayana (ITG) se pronunció para exigir su libertad.

Estilito García, miembro de la ITG, manifestó: "Lo que esperamos es que Dios meta su mano para que se haga justicia. Rubén González un hombre que no cometió delito alguno, sino defender a los trabajadores, cosa que lo ha criminalizado este régimen".

También recordó las conquistas laborales en Guayana, las mismas que defendió Rubén González cuando fue detenido el 28 de noviembre de 2018.

Fidel Brito, secretario general de la Federación de Trabajadores de Bolívar (Fetrabolivar), recordó que "a través de las convenciones colectivas, con Rubén González logramos grandes reivindicaciones, como la colonia vacacional, la casa sindical, logramos que los trabajadores tuviesen viviendas dignas. En el año 86 me correspondió como secretario de trabajo y reclamo de Sutralum, entregar a una gran cantidad de trabajadores viviendas dignas, que es el patrimonio que ostentan los trabajadores".

Cuestionó también que los trabajadores que jubilados de esas empresas no cuenten con una seguridad social, porque hasta las clínicas y farmacias que logramos hacer en Venalum, por ejemplo, las acabaron.

Lea también  Arria: La solución es deshacerse de la narcotiranía

Holocausto para trabajadores

Yunis Hernández, exsecretario general del sindicato de Sidor (Sutiss), calificó las acciones del régimen como un holocausto para los trabajadores.

"Este gobierno que le gusta llamarse obrerista, lo que se ha convertido es en un holocausto que ha provocado una mendicidad en la clase trabajadora. Acabó con los derechos fundamentales de los trabajadores, uno de los más sagrados es el HCM, ahí nos condenó a la eutanasia porque al quitarnos el HCM acabó con la salud del país, porque elimina el HCM y tiene abandonado a los hospitales, a los médicos les pagan salario de hambre y a los jubilados un salario de dos dólares".

Fernando Serrano, secretario de trabajo y reclamo del sindicato de Venalum, adviritó sobre las muertes en las empresas básicas de Guayana por no contar con seguro HCM.

Alertó igualmente a los trabajadores del plan de contingencia, activos frente a la cuarentena por la pandemia de COVID-19, sobre el riesgo de contagio al no ser dotados de todos los equipos de bioseguridad necesarios.

"A los que llaman a los planes de contingencia, ¿sabían que en esas ocho horas que pasan en planta tienen el riesgo más grande de contaminarse con el virus?, ¿que la mascarilla que les están dando no brindan protección?, tiene que ser mascarillas N95. ¿Les están entregando la braga de bioprotección? Tampoco se las están dando", lamentó.

Al tiempo que mantuvieron su exigencia de libertad plena para Rubén González, no descartan que el régimen mantenga la "rueda giratoria" con los presos políticos, excarcelando a unos y apresando a otros. Sin embargo, sostienen que a pesar del riesgo mantendrán la lucha de calle.