¡INSÓLITO! Las insalubres condiciones en que viven los casos sospechosos de COVID-19 en Carúpano (VIDEO)2 min read

Colombia sumó en un día más de 10.000 casos positivos de COVID-19
Foto: Cortesía

Un paciente sospechoso de la COVID-19 en Carúpano, en el estado Sucre, denunció las insalubres condiciones en que deben pasar el aislamiento.

El joven precisó que los alojaron en un gimnasio vertical a varias personas que podrían estar infectadas por el coronavirus. En el video que publicó se observa cómo las camas, sumamente sucias, están en suelo, mientras que varias están rotas.

“En los colchones en los que vamos a pasar la cuarentena, en el piso. No sé cuántos virus habrían depositados en este colchón”, reconoció.

Hasta este martes, el estado Sucre cuenta con 400 casos conformados de coronavirus, la mayoría provenientes de un foco en el mercado de Cumaná. A pesar de no estar en las inmediaciones de esa ciudad, ya hay contagios comunitarios en Carúpano y estarían siendo aislados en instalaciones públicas.

“Acá está el supuesto colchón donde me toca pasar la noche. Sucio, roto. Este es el Sucre potencia donde están trayendo a todos los confinados de COVID-19. Todo el que salga positivo, lo van a traer aquí a lanzarlos en el piso”, sentenció el paciente sospechoso.

Coronavirus: las condiciones insalubres no son exclusivas de Carúpano

Ya son varias las denuncias de ciudadanos en aislamiento que han señalado y condenado las condiciones en que se encuentran. Problemas en el suministro de agua, la falta de alimentos y las pocas medidas preventivas han sido unas de las acusaciones principales.

Lea también  ¡CRISIS TOTAL! Sepa cuánto debe pagar para tratar síntomas de COVID-19 en Carabobo

Un grupo de migrantes internados en el Hotel Alba Caracas denunciaron que no cumplían los protocolos sanitarios preventivos. No les proveyeron de desinfectante, agua y jabón, mientras que las heces y el orine se acumulaban en los baños.

«Al principio el tapabocas nos lo dieron en Tazón, cuando entramos a Caracas. Desde entonces no nos han dado nada, antibacterial, papel sanitario, nada. Nos tiraron aquí como unos perros», dijo Luis, que pasó más de tres semanas en cuarentena.

En este contexto, las posibilidades de ser infectados aumentan, puesto que los ciudadanos en dichas instalaciones no tienen que estar necesariamente contagiados. A esto se suma las escasas raciones de comida que les proporcionan, que dificultan aún más el suplicio de estar en aislamiento en Venezuela.