José Gregorio Hernández le dijo al mundo que Venezuela está asolada por la delincuencia

José Gregorio
Foto: cortesía

El doctor José Gregorio Hernández está cerca de lograr la esperada beatificación; sin embargo, tras el milagro se encuentra una trágica historia, de la que han sido víctimas miles de venezolanos.

La niña Yaxury Solórzano Ortega, de 10 años, se encontraba en la motocicleta de su padre en Mangas Coveras del estado Guárico, cuando fueron interceptados por dos delincuentes. Estos les dispararon para robarles la moto y una bala impactó en su cabeza, en la zona tempoparietal derecha.

La joven, con pocas posibilidades de vida, fue llevada a través de intrincados caminos hasta San Fernando de Apure. Ahí fue internada en el hospital Pablo Acosta Ortiz, cuatro horas después de haber recibido el balazo, indicó el medio Panorama.

En el centro médico no había un neurocirujano que la atendiera, por lo que tuvo que esperar 48 horas para ser intervenida. Yaxury presentaba una importante perdida de sangre y masa encefálica.

La madre de la pequeña revela que le pidió a José Gregorio Hernández que salvara a su hija. Asegura que el doctor le respondió "no te preocupes que tu hija va a salir bien".

20 días después, la niña salió del hospital completamente bien, caminando y hablando con normalidad. Los médicos aseveraban que Yaxury iba a presentar discapacidades lingüística y en la memoria, que podría perder la visión y que necesitaría mucha terapia para mejorar su movilidad. Sin embargo, esto no ocurrió.

El Dr. Hernández reveló el grave problema social en Venezuela

El caso de Yaxury reveló al mundo las inhumanas historias que acontecen en la nación venezolana, donde a un delincuente no le tiembla el pulso para detonar su arma hacía una infante. La grave crisis social en Venezuela manifiesta cientos de historias de esta índole cada año.

El informe anual de violencia de la Organización No Gubernamental (ONG) Observatorio Venezolano de Violencia,  informó que 16.506 personas fallecieron por causas violentas en Venezuela en 2019.

Yaxury tuvo una presunta intervención divina del Venerable, por lo que no pasó a engrosar las cifras de uno de los países más violento del mundo: Venezuela.

La ONG afirma que hay una tasa de 60,3 muertes violentas por cada cien mil habitante, muy por encima de otros países considerados violentos en América Latina. Brasil, por ejemplo, reconocido por sus peligrosas favelas, tiene una tasa de homicidios de 30,5 por cada cien mil habitantes.

En Venezuela, una gran cantidad de las muertes indican "resistencia a la autoridad", es decir, muertes realizadas por la policía. Según explica el informe, así se denominan los homicidios cometidos por fuerzas de seguridad del Estado por uso excesivo de la fuerza o ejecuciones extrajudiciales. En 2019, 4.632 homicidios se registraron con esta calificación.

El año pasado 5.286 homicidios fueron realizados por delincuentes, resultando una tasa de 24 víctimas por cada cien mil habitantes.

La violencia muestra el empeoramiento de la vida en Venezuela

Hay que destacar que se presentó una reducción de homicidios desde 2018, cuando 23.047 personas fallecieron por causas violentas, con una tasa de 81,4 por cada cien mil habitantes.

La ONG explica que la disminución de homicidios en el 2019 no se debe a una mejoría en las condiciones de vida, sino un empeoramiento de las mismas y la generalización de la crisis humanitaria.

Por una parte, afirma que la destrucción de la actividad económica y el empobrecimiento del país redujeron drásticamente las oportunidades del crimen.

También indica que el incremento de las bandas armadas de crimen organizado, que someten la criminalidad de las pequeñas pandillas o individuos aislados. Estas organizaciones favorecen el tráfico de drogas, minerales o personas, o el contrabando de gasolina o extorsión de las empresas.

Por otra parte, la emigración de delincuentes hacia otros países producto de la crisis venezolana ha resultado en una reducción del crimen.

La anarquía dentro del territorio nacional ha resultado en decenas de casos semejantes a los de Yaxury, con la diferencia de que el Dr. Hernández no ha intercedido por sus vidas. Un milagro entre miles de catástrofes.

Djokovic doblegó a Nadal y todo se definirá en dobles

Meteorito

¡Lo rozó! Un meteorito cayó cerca del volcán Popocatépetl