Trata de blancas en Güiria: Mi hermana no desapareció, fue vendida

Jheyson Gutiérrez denunció que su hermana, Kelly Zambrano, desapareció cuando viajaba desde Güiria hacia Trinidad y Tobago, en donde una supuesta amiga la esperaba para trabajar. Aunque han dicho que naufragó la embarcación Ana María, en la que se trasladaba Kelly, su hermano asegura que la joven de 20 años fue secuestrada.

Gutiérrez relató que una mujer llamada Rosmy Martínez, quien fue compañera de estudios de Kelly, está relacionada con la prostitución en Trinidad y Tobago, y que ella podría haber «vendido» a su hermana. Sin embargo Martínez les ha asegurado a los familiares que la embarcación se hundió.

Manejan la información de que una persona de apellido Dillon, quien trabaja en los entes de migración de Trinidad y Tobago, es además quien se encarga de reclutar «a las mujeres bellas para la trata de blancas». Agregó que algunas personas han sido golpeadas cuando intentaban recopilar información en los lugares de prostitución de este país.

Doble tragedia

Según contó Jheyson, el abuelo paterno de Kelly Zambrano se suicidó por la depresión que lo embargó tras la pérdida de su nieta. Su madre también ha intentado quitarse la vida, mientras que el Ministerio Público ni siquiera les da respuesta.

Este joven además está seguro de que no fue un naufragio, por las amenazas de muerte que recibió cuando buscaba información sobre su hermana. Narró que llegó a Güiria a recopilar datos en el muelle, donde dos sujetos lo amenazaron con ponerle una bola de plomo en el pie y lanzarlo a mitad del mar «porque la gente bocona que vaya a reclamar desapariciones la callan de esa manera».

Más tarde Jheyson se reunió con el alcalde Ander Charles, quien lo acompañó hasta el hotel en donde se hospedaba, y le ofreció la custodia de dos de sus escoltas.

La Pura Verdad

«Las Fuerzas Armadas de Bolivia y la policía decidieron no rayarse con Evo Morales»

La Pura Verdad

Sifontes: El concierto de Neutro Shorty no se podía hacer