Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La gran utilidad que no se le conoce a los “billetes nuevos de Maduro” (Video)

Aunque se había ofrecido la circulación para el 8 de marzo, este lunes 15 comenzaron a pasar de mano a mano los nuevos billetes, al menos en las calles de Caracas. Pero nacen en tan tóxico ambiente monetario, que figurativamente ya están graves, en terapia intensiva, a punto de morir.

Los de 200.000, 500.000 y 1.000.000 de bolívares, son la novedad de la tercera familia de billetes que le ha regalado la revolución a los venezolanos en más de 20 años de gobierno. Sin embargo se han encontrado al dólar estadounidense dominando la escena, aunque también lesionado.

En el programa “Todo o Nada” repasamos cómo la crisis del dinero en efectivo, dejó de ser del cono monetario venezolano, para más bien concentrarse en la carencia de monedas y billetes de baja denominación de la divisa norteamericana.

Al bolívar, se dice abiertamente, nadie le para, porque su valor es definitivamente efímero. Tras 22 años de revolución chavista y tres familias de billetes,  si se le colocan de nuevo los ocho ceros que le quitaron tanto Hugo Chávez como Nicolás Maduro, tendríamos que pagar 180 billones de ellos, por cada dólar.

El mal del dólar que más agrava a los “nuevos billetes de Maduro”

Recientemente el economista Asdrúbal Oliveros alertó sobre el fenómeno de la inflación, también en dólares, que se registra en Venezuela. Cree que en los próximos meses cada dólar habría perdido en este país, al menos el 15 por ciento de su valor.

Y lo anterior, no solo es impresionante, dado que en ninguna parte del mundo hay registro de una devaluación del dólar en esa proporción, sino que además vaticina el recrudecimiento de problemas económicos profundos para las familias venezolanas.

Nicolás Maduro, en un momento en el que la dolarización, y la “liberación” de la tasa de cambio oficial, parecían haber detenido una infernal crecida de precios, casi que ubicó a la circulación sin barreras de la divisa extranjera, en un “altar de los milagros”.

Pero el desvanecimiento del valor del dólar está causando estragos, en los presupuestos familiares, e incluso en la relación entre empleados y empleadores privados que ya venían asumiendo el costo de apartarse de los parámetros salariales del gobierno, para pagar en la divisa estadounidense.

Las tormentas que terminarán de abatir a los “nuevos billetes de Maduro”

Aunque suene a llover sobre mojado, el que esté licuado el valor del bolívar, y el que se registre en Venezuela una deprecación tan fuerte del dólar, atienden a los fenómenos de la pérdida de la confianza y la seguridad jurídica, y el descalabro de la producción.

Es verdad que hay centenares de emprendimientos, de grupos que se decidieron a arriesgar, pese a inestabilidades políticas y económicas, y que están tomando beneficios de la liberación del dólar, más que de algo que tuviera que ver con el bolívar. Pero el gran problema sigue latente.

Los nuevos billetes, juntos, no compran un dólar, según la tasa oficial del Banco Central de Venezuela, y menos – aunque se esté claro de que no se emitieron con ese objetivo – dan alguna señal de contribuir a la recuperación económica.

Cuéntese, que el día en que salieron a circulación los nuevos billetes, incluido el de más alta denominación que se haya emitido en toda la historia monetaria de Venezuela, el presidente de Fedeagro, Aquiles Hopkins, ha alertado por la probable paralización de toda la cadena de alimentos del país.

Tal advertencia se da por la falta de diésel, a causa de la destrucción de Petróleos de Venezuela, y en un momento en que “operadores fantasmas” abren lujosas gasolineras dolarizadas sin que se sepa cómo es el negocio con el gobierno, y éste, el gobierno de Maduro,  saca a la calle unos billetes que no causan mejoría de la situación general, aunque en realidad causan muchos chistes.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados