Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La multimillonaria cifra que necesitaría invertir Pdvsa para alcanzar la misma producción de 1998

El medio de comunicación Reuters informó que Petróleos de Venezuela (Pdvsa) necesitaría una inversión de $ 58 mil millones para reactivar su producción de crudo a los niveles de 1998 antes de que el ex presidente Hugo Chávez llegara al poder, equivalente a 3,4 millones de barriles por día (bpd), según un documento visto por la referida agencia de noticias.

En el documento de febrero de 2021 titulado "Oportunidades de inversión", la división de planificación e ingeniería de Petróleos de Venezuela dijo que buscaba inversiones de capital de socios venezolanos y extranjeros, principalmente para recuperar y mejorar la infraestructura de producción de petróleo "bajo nuevos modelos comerciales".

El principal nuevo modelo de asociación que Pdvsa detalla en el documento fue el uso de acuerdos de servicios de producción (ASP).

Según estos acuerdos, los contratistas financiarían el 100% de las operaciones en los campos petroleros y, a cambio, recibirían una parte del flujo de caja libre del proyecto como pago. El estado venezolano seguiría siendo el propietario total de los campos y la infraestructura asociada.

La nación sudamericana golpeada por la crisis produjo solo 578.000 bpd de crudo en marzo, según cifras que el país entregó a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), muy por debajo de la meta para 2021 fijada en el documento de 1,28 millones de bpd.

La propuesta se produce cuando Nicolás Maduro busca reparar los lazos con el sector privado para atraer inversiones para reconstruir la economía en colapso de la nación OPEP, en una reversión del endurecimiento del control estatal bajo el modelo socialista de Chávez.

Los tres principales objetivos de la industria petrolera venezolana, según el documento, son "estabilizar y recuperar la producción de crudo y gas", "restaurar la confiabilidad, seguridad y calidad de las operaciones" y "abastecer completamente el mercado interno con combustibles".

Washington impuso sanciones a Pdvsa en un intento por derrocar a Maduro, a quien tilda de dictador. La administración Maduro ha acusado a Estados Unidos de buscar controlar sus recursos petroleros.

Un endurecimiento de las sanciones en 2019 bajo el ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, complicó la capacidad de la empresa para atraer inversiones, dados los riesgos de que sus socios pudieran ser incluidos en la lista negra.

Además, incluso las empresas estatales de países que son aliados acérrimos de Maduro, como Rusia y China, desconfían de impulsar la cooperación con Pdvsa después de años de corrupción y la ineficiencia operativa desdibujó los nobles objetivos de los proyectos.

En total, Pdvsa identificó un total de 152 “oportunidades” que requerían una inversión de $ 77.6 mil millones, incluida la producción de crudo y gas, operaciones intermedias como transporte y almacenamiento, y operaciones de refinación y comercialización.

La mayor parte de la inversión requerida, o más de $ 69 mil millones, se destinaría a la infraestructura de producción de crudo y gas.

De eso, se necesitan $ 58 mil millones para devolver la producción de crudo de las empresas conjuntas y los propios campos petrolíferos de Pdvsa a sus niveles de 1998, mientras que otros $ 11,3 mil millones se destinarían a campos de gas en tierra y mar.

Pdvsa también estimó que se necesitan $ 7.650 millones para reactivar ductos, proyectos de inyección de gas a campos petroleros, terminales y refinerías que están inactivas o con bajo rendimiento debido a la falta de mantenimiento.

Ni Pdvsa ni el Ministerio de Petróleo de la Administración Maduro respondieron a las solicitudes de comentarios.

Venezuela alberga algunas de las reservas de crudo más grandes del mundo, pero su industria petrolera está operando muy por debajo de su capacidad después de años de subinversión.

La oposición del país ha estado desarrollando su propio plan para reestructurar la industria y atraer inversiones tras un posible cambio de gobierno.

Un comité técnico que trabajó con la oposición el año pasado estableció metas menos optimistas: el país necesitaría alrededor de $ 98 mil millones para impulsar la producción a 2,2 millones de bpd.

Además de los acuerdos de servicios de producción (ASP), el documento de Pdvsa también publicitó oportunidades de inversión en sus empresas conjuntas con socios privados, aunque no especificó qué, si acaso, cambiaría el modelo de negocios de esos proyectos.

La ley venezolana requiere que Pdvsa tenga una participación mayoritaria en todas las empresas conjuntas.

Fuente: Reuters

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados