Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las Pedradas: el tarjetón de las parlamentarias 2020 y las estanterías de 2017 (+ video)

El domingo, el tarjetón electoral de las parlamentarias es la mayor prueba de cómo la democracia se nos ha quedado en el camino en Venezuela. 

Lleno de huecos, de partidos desconocidos o de imitación, solo tiene un equivalente en la vida de los venezolanos: aquella época de los bachaqueros, en las que los pocos mercados que tenían algo que ofrecer lo hacían llenos de marcas falsas o falsificaciones de marcas originales. 

Aquel “Coolgate” o aquellas “Modexx” de nuestros aseos íntimos en tiempos (afortunadamente idos) de socialismo a machamartillo, en estanterías semivacías, hasta hace dos años, son, hoy, en el tarjetón de las parlamentarias, partidos con colores o siglas falsificadas; o los que intentan congraciarse, como imitaciones de los partidos de avanzada europeos, con una clase media que ya no existe, y que ademàs, siente más desconfianza que nunca. 

Encima de todos ellos, los ojitos omnipresentes de Chávez, cuyo partido, por obra y gracia de cinco años de demolición de la última institución democrática que quedaba en Venezuela (la institución del voto) hoy puede darse el lujo de decir que si pierde deja el poder, cosa que por lo demàs, la inmensa mayoría de los venezolanos también saben que no es verdad, a menos que esos venezolanos sean los supuestos opositores que participarán el domingo. 

En el tarjetón están un montón de tarjetas igualitas a las originales, pero que son como un paquete de Corn Flakes hecho por la Gobernaciòn de Aragua, y hasta soy injusto con el Corn Flakes hecho por la Gobernación de Aragua, porque aunque uno sabe que es falsificado, es igualito, al menos por ahora, al original. 

Están partidos que ni “solucionarán” ni “cambiarán” nada que pueda mencionarse públicamente. y que al contrario, están para mantener y no solucionar nada; partidos que nadie conoce, que nadie entiende, de los que nadie conoce quiénes son sus voceros, sus bases programáticas, su propuesta al paìs; o sospecha de todos ellos. Partidos originales devenidos en clubes de dominó tras sucesivas fracturas; partidos que de tanto ir y venir, no son más que cascarones en la tormenta. Y partidos, unos cuantos, con enchufe trifásico. 

Al fin y al cabo, el régimen de Maduro le tiene tal fobia a los mercados, que era inconcebible que permitiera un mercado electoral, sobre todo porque en un mercado nadie puede vender tanto pescado podrido, como él se dio cuenta en 2015, por lo cual de ahí en adelante, el chavismo es, oficialmente, por las buenas o por las malas, como ellos mismos han dicho tantas veces.   

No se pierda Las Pedradas de García Otero en Caraota Digital, directo al grano:

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados