Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Las Pedradas: en el Día del Libro, les recuerdo que "esto" nos pasó por no leer (+ video)

Hoy es Día de San Jorge, y mientras más civilizado es el Día (Día Internacional del Libro, por más señas), más duele en una Venezuela en la que está pasando lo que está pasando porque los venezolanos nunca hemos leído lo suficiente. 

Pocas costumbres en el mundo son tan hermosas como la que tienen los catalanes en un día como hoy, que para ellos es de Sant Jordi: se regalan rosas y libros. 

Algo impensable en esta Venezuela de hoy, ágrafa, cada vez más iletrada, por fuerza de la propia crisis y porque así lo quieren los poderosos.

¿Cómo pedirle a un pueblo que está luchando por alimentarse que cultive su espíritu? En la pirámide de Maslow, la comida está en la base, y la cultura, varios peldaños más arriba. 

Día del Libro: Si hubiéramos leído, Venezuela sería otra

Siempre he sentido una suerte de compasión desdeñosa, si tal cosa es posible, por la gente que no lee. Desde muy pequeño, los libros fueron mis amigos. 

Gracias a ellos, un día fui el capitán Ahab; al día siguiente, podía ser Miguel Strogoff, el correo del zar. 

Más adelante me conmovió la incestuosa saga de los Buendía, y gracias a ellos comprendí el Caribe y su perniciosa costumbre de hacer para deshacer; y entendí por qué en cada latinoamericano, en cada hispanoamericano, en realidad, existe un Quijote.

Todo eso, por cierto, lo hice sin saber que existía el Día del Libro. 

Pero jamás hubiera entendido este país sin Casas Muertas, sin País Portátil, y sobre todo, sin ese libro nuestro, fundacional, ese libro que parece una condena eterna y que se llama Doña Bárbara. Hoy, la lucha entre el Hato El Miedo y el fundo Altamira sigue como siempre, con otros actores. 

Me precio mucho de haber sido un antichavista originario. Estoy seguro de que quienes comparten esa posición conmigo es porque leyeron. Y que muchos de los que se lanzaron en brazos de un militarote que prometìa destruirlo todo lo hicieron porque, sencillamente, jamás leyeron como para entender lo que venía.

"Sesudos analistas", nos llamaba Chávez, quien no tenía más remedio que hacer virtud de su contumaz ignorancia. Como Cassandra, nunca nadie creyó en nuestros vaticinios, (casi) siempre certeros. 

Por eso puedo decirles hoy, Día de San Jorge, feliz día, y ojalá que leamos mucho en el futuro. Aunque sea para evitar que se repitan los horrores de hoy. 

Porque un pueblo es mejor mientras más lee, y los pueblos que no leen, están condenados a la sumisión. 

No te pierdas Las Pedradas de García Otero en Caraota Digital, directo al grano:

 

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados