“Le pedía ayuda a los PoliTáchira y se reían en mi cara”: madre de Rufo Chacón

La tachirense recordó el trágico día en el que su hijo perdió la visión en una manifestación por gas. A pesar de que ha pasado más de un año, reconoce que le es difícil perdonar

“Le pedía ayuda a los PoliTáchira y se reían en mi cara”: madre de Rufo Chacón
Rufo Chacón

Adriana Parada recordó el día en que unos efectivos de la Policía del Táchira dispararon decenas de perdigones en el rostro de su hijo, Rufo Chacón. El suceso dejó sin visión al joven tachirense y su madre rememoró lo ocurrido en aquella ocasión y la reacción de los funcionarios.

Hace 14 meses, en medio de una protesta por falta de gas doméstico en el estado Táchira, el joven Rufo perdió la vista, después de que los perdigones impactaran su rostro. Chacón fue a ayudar su hermano de catorce años, a quien estaban golpeando los funcionarios, cuando lo detonaron a quemarropa.

En una entrevista para Táchira Noticias, Parada recordó el hecho con mucho pesar, cuando fue interrogada sobre el perdón. La mujer afirmó que intentaba vivir sin rencor, pero cuando recuerda la actitud de los funcionarios, quienes se rieron cuando les pidió ayuda, le cuesta perdonar.

“Yo no soy quien para perdonar, el que perdona está ahí arriba. Trato de que un poco el rencor se me vaya de lo que le hicieron a mi hijo, pero nada más de recordar que le pedía auxilio a los efectivos de PoliTachira que estaban ahí y lo que hacían era reírse en mi cara. Para mí no, que Dios los perdone”, reconoció.

Parada asegura que ha sido muy fuerte la situación en que vive Rufo Chacón, ya que hay días en lo que amanece con mala actitud, o llora y se desespera. “No se ni como acércamele y dejo que se desahogue. Trato de no entrometerme. Luego le ofrezco un chocolate y se le quita todo”, expuso.

Lea también  Gaby Arellano: "El venezolano no cruza a Colombia por capricho o moda, lo hace por necesidad"

“Cada vez que pido justicia pasa algo”: Parada

En la misma entrevista, Parada afirmó que ella no se ha quedado callada y ha alzado la voz pidiendo respuestas por el caso de su hijo. Incluso, el pasado lunes, 28 de septiembre, aseguró que el caso no ha tenido justicia.

“Necesita el retiro de sus prótesis desde marzo, a mi hijo ya no le quedan sus prótesis y no podemos buscarlas en Venezuela porque fueron hechas por un médico en España para que no pierda la movilidad del músculo”, dijo.

Parada insistió que cuando se pronuncia “pasa algo” y que ha recibido amenazas por parte de sujetos desconocidos. Sin embargo, a pesar de esta situación, aseveró que no tiene miedo y que no dejará de manifestarse.

“Nunca me he quedado callada, pero cada vez que pido justicia pasa algo. Se me aparece cualquier motorizado y me pone un arma en la cabeza. Pasa un carro y se nos quedan viendo. Muchas cosas hemos visto, pero yo trato de enfrentar las cosas. Uno vino para morir, pero no les voy a agachar la cabeza”, sentenció.

Igualmente, Parada reiteró que es muy triste ver a Rufo de esa forma y que a cualquier madre le despedazaría el corazón, pero intenta mantenerse fuerte. "Le hicieron un daño que podría haber sido el hijo de cualquier persona que por haberme ayudado a llevar una bombona de gas le hayan hecho eso”, concluyó.