Los «carros remendados» abundan en Táchira: precios de los repuestos son impagables

Foto: Jhoalys Siverio

Movilizarse  es una verdadera calamidad en San Cristóbal, estado Táchira. A la dificultad para adquirir combustible se le suma poder mantener un vehículo en movimiento, debido a que los repuestos son muy costosos y deben pagarse en pesos colombianos o dólares y la población apenas si tiene para comer.

«Los carros andan remendados», como nos cuenta Jean Carlos Medina, quien hacía cola por gasolina, mientras pensaba cómo reparar su vehículo, porque presentaba una fallas. Él nos dice que alguno de sus amigos vuelven a usar el aceite del motor que ya debían desecha,  porque no tienen cómo comprarlo nuevo.

“Duré un tiempo buscando una bobina nueva para mi carro que se le dañó, pero como la conseguí a un precio que no la podía pagar,  tuve que mandarla a reparar. Sé que me va a durar menos y el carro se me va a dañar más rápido, pero no tenía más opción para ponerlo andar mientras tanto», relató.

 

Cae venta de repuestos nuevos

 

José Soto, tiene una pequeña tienda de repuestos en San Cristóbal dice que las ventas han caído de manera estrepitosa. Eran las 11 de la mañana y él ni siquiera había abierto su negocio por ese motivo. «La gente prefiere comprar repuestos usados y repotenciados porque no tienen plata para comprarlos nuevos, así el carro le dure menos, pero tienen que ponerlo andar», dijo.

Los crochets son una de las piezas nuevas que los conductores compran menos, porque son muy elevados sus precios para la economía local, relata Soto que los mandan a reparar en gran porcentaje y valor de uno repotenciado también es alto, pero más accesible.

“Un crochet nuevo puede costar 3 millones de bolívares, mientras que reparado saldrá por unos 100 mil pesos, que son unos Bs. 700 mil.”

 

“Mi moto está parada desde hace un año»

Yaderkys Valera tiene casi un año movilizándose a su lugar de trabajo y otras diligencias caminando, la moto que era su medio de transporte se le dañó y no ha podido repararla debido a los altos costos de los repuestos que requiere.

“Repuestos casi no se consiguen, y cuando los he conseguido se deben pagar en pesos y uno lo que gana es bolívares. Para comprar hay que dirigirse al vecino país, pero pasa lo mismo, hay que llevar pesos y yo sólo tengo bolívares», relató.

Valera también cuenta que se traslada caminando porque el transporte público es prácticamente inexistente en San Cristóbal, debido a la misma situación de falta de repuestos o por la escasa gasolina que llega a la región y lo difícil de poder comprarla, situación que cada día se agrava más, sostiene, mientras sigue su camino sin vehículo y bajo el candente sol del medio día.

Estudio reveló que la salsa de tomate puede mejorar la fertilidad masculina

expresidentes

Expresidentes consideraron “cínico” elegir a Venezuela para consejo de DDHH