Impidieron la marcha pero no el objetivo: Guaidó enfrentó a las fuerzas policiales

Foto: EFE

Un muro policial impidió que nuevamente Juan Guaidó llegara al Palacio Federal Legislativo para presidir una sesión como le corresponde por ser el presidente de la Asamblea Nacional legítima, elegida por el pueblo venezolano. Pero la determinación, la fuerza de voluntad y la valentía del líder opositor y de las miles de personas que lo acompañaron, demostraron que la pelea es peleando para lograr la libertad de Venezuela.

“Hoy estamos cumpliendo un objetivo, reencontrarnos en las calles como la poderosa mayoría que somos”, enfatizó Guaidó, quien recomendó a la multitud no caer en provocaciones, “que se queden con sus francotiradores, que se queden con sus colectivos”.

Megáfono en mano, Guaidó advirtió a la policía que la representación legítima del pueblo de Venezuela “son los diputados y todas las personas que salimos a la calle (…) aquí no tenemos miedo a nada” y les expresó: “es el momento de ponerse del lado del pueblo”.

Guaidó se puso al frente de la manifestación y antes de tomar otro rumbo le dijo a los policías: "Ustedes quieren cambio, ustedes están desesperados, me lo han dicho (...) quienes hoy les dan órdenes inconstitucionales".

Una ruta, un plan

«Tenemos un plan, esto no es espontáneo, esto ha sido fuerza, sacrificio y el trabajo de muchos. Dejamos como siempre a la dictadura con los crespos hechos y en ridículo. Ese es el gran logro del día de hoy», dijo Guaidó al señalar a los miles de venezolanos que plenaron las calles.

Los cuerpos de seguridad hicieron lo suyo, impedir que avanzara la marcha. Eso no detuvo a los diputados, a los profesores, trabajadores de la salud y demás gremios, Guaidó cambio el rumbo a la plaza Alfredo Sadel en Las Mercedes para sesionar y aprobar el Pliego Nacional de Conflicto que «unifica la lucha por el restablecimiento de la democracia y el rescate de todos los derechos humanos, civiles, políticos y económicos del pueblo venezolano».

Llamó a una nueva movilización para el 12 de marzo con el fin de continuar la presión interna contra el régimen de Nicolás Maduro, porque si algo tiene presente el presidente (e) Guaidó es que "la calle no se puede abandonar", que el escepticismo no debe existir entre los venezolanos y que hoy fue un día para reflexionar y entender que «una vez más se unificó al país y se movilizó país».

Guaidó: militarización no impidió que las calles se reactivaran por la libertad

Fajardo

"Las Faes estaban buscando a Renzo, fue el primer detenido", afirmó el diputado Emilio Fajardo