Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Más de 40 horas sin luz tienen las parroquias Naiguatá y Caruao luego de falla registrada la noche del martes

Hubo fallas en tres puntos: El Picacho, en la Subestación Tacagua y en El Tigrillo

El incendio de una guaya de alta tensión que se registró entre las torres 24 y 25 de la línea 1 Cota Mil-La Guaira dejó sin energía eléctrica a 80% del Litoral Central a las 10:50 pm del pasado martes.

Esto obligó a que comisiones mixtas de Corpoelec y de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de La Guaira se trasladaran hasta el lugar del siniestro, tal como lo aseguró el secretario de Seguridad, Andrés Goncalves.

“El vicepresidente de Servicios Públicos, Néstor Reverol, designó un equipo especial en helicóptero que sobrevoló con la gente de Transmisión y el gerente regional de Corpoelec, Mario Mora, ubicando las torres en la parte alta de El Picacho. Hasta allá llegó personal de Corpoelec, bomberos, policías, Protección Civil y una comisión de 45 personas”, detalló.

Goncalves destacó que el equipo caminó desde la torre 36 hasta la 24; es decir, unos tres kilómetros en el área montañosa. “Una vez colocándole la tensión llegamos hasta Caraballeda. Allí se detectó otra falla desde Tanaguarena hasta Naiguatá. Hoy seguimos los trabajos entre las torres 35 y 36 entre El Tigrillo y Naiguatá”.

Por otro lado, sostuvo que en el transcurso de la tarde se tenía previsto energizar esa zona. “Falta desde Naiguatá hasta La Costa (Caruao). Además, tenemos otra falla en la Subestación Tacagua, que ya estamos atendiendo con las comisiones mixtas, donde un interruptor se incendió”.

Con hielo trataron de mantener las proteínas

Comerciantes y lugareños se quejaron debido a las más de 40 horas sin luz. Algunos aguardaban afuera de las casas, otros con los locales comerciales a oscuras y con los brazos cruzados, mientras que unos pocos pudieron activar plantas eléctricas.

Gavino Durán, comerciante del Balneario de Naiguatá, dijo que sí se vieron afectados por el apagón. “Le hemos aplicado bolsas de hielo a los insumos. Tratamos de conservar sobre todo los alimentos como pescados, mariscos, camarones, calamares. Cada bolsa se estimas en $1,5 que es la más económica, y se necesitaron unas 30 bolsas de hielo”.

Mientras que Francisco Rodríguez, vecino, expresó lo tedioso que resultó pasar la noche entre el calor y los zancudos. “Vamos para cuatro días sin luz. Tenemos agua, pero ya la comida se está deteriorando al tener cuatro días en la nevera. Por aquí no se ha visto ningún funcionario; todos están en La Guaira”.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados