Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Más de 80 ancianos enfrentan brote de COVID-19 en ancianato de Carabobo (+ video)

Nerviosismo, incertidumbre y mucha preocupación. Eso es lo que se vive en la Casa Hogar San Vicente de Paúl, ubicada en el municipio Naguanagua de Carabobo. Ahí han fallecido cuatro ancianos, en las últimas dos semanas, con sintomatología de COVID-19.

Así lo ha constatado Médicos Unidos Venezuela (MUV) que delegó una comisión para constatar lo que sucede en el asilo, donde la situación es de total alarma. El lunes 7 de junio murió Alfonso Trujillo, su hermana Mercedes falleció al día siguiente. Se conoció que ellos dos tenían prueba positiva de COVID-19.

A partir de ese momento la angustia se instaló en el lugar con síntomas de coronavirus en varios de los residentes. Sor Carmen Prada, religiosa que trabajaba Covid-19, fue la siguiente en la lista. Falleció el jueves 10 de junio.

En principio, ella tenía síntomas leves, se realizó la PCR y resultó positiva, pero como no se sentía tan mal siguió atendiendo a los ancianos hasta un día antes de su muerte, cuando fue inevitable para ella quedarse acostada por el malestar.

El drama no se detuvo. El domingo 13 en la mañana, mientras se recibían donativos, murió Rosa Vázquez, una residente de más de 70 años, quien también tenía sintomatología de COVID-19.

Déficit de atención

La información que maneja MUV es que el área más afectada es el de mujeres. “Son 50 y 36 hombres. La madre superiora nos ha dicho que del lado masculino ninguno presenta síntomas, hasta los momentos”, aseguró la doctora Blanca Acosta, representante de la ONG.

El brote de coronavirus complica todo en la casa hogar. Eran 10 religiosas las que se encargaban de la atención en el sitio todos los días, entre la comida, aseo y asistencia médica a los 86 residentes. Pero cinco de ellas están en cama tratando de recuperarse de coronavirus y ya una falleció.

Es por esto que lo principal que solicitaron las hermanas fue apoyo y ayuda médica y de enfermería, “porque realmente ellas son pocas y varias están contaminadas, están acostadas y no pueden atender a los viejitos”.

El problema es que desde la ONG pueden prestar todo el apoyo necesario en la medida de sus posibilidades, pero tienen severas limitaciones. “Nosotros como MUV no contamos con todos los equipos de bioseguridad que se requieren para atender a este tipo de pacientes. Tenemos la voluntad para colaborar en lo que se pueda, pero no tenemos pruebas PCR para realizarles ni los materiales, por eso nos hemos abocado a la solicitud de donaciones”.

Donaciones

El domingo 13 de junio, al menos tres abuelitos fueron trasladados al CDI de La Cidra, en Naguanagua, y de allí al Hospital González Plaza donde se encuentran hospitalizados. Mientras que hay varios que fueron recogidos por sus familiares para hacerles las pruebas y tenerlos resguardados en sus hogares.

Mientras tanto, con el apoyo de MUV se inició una campaña de donaciones de insumos y medicinas, y aporte monetario a través de la cuenta del banco Mercantil: 0105 0040 14 1040296513, RIF: J29695865-3.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x