Merideños compran comida por gramos ante la galopante hiperinflación

Los precios del pollo, la carne, la chuleta y el pescado cada día incrementan en el estado Mérida, algunos merideños aseguran que no pueden acceder a las proteínas y acuden a la compra de frutas o vegetales para poder comer, sin embargo los costos de estos alimentos también están por las nubes.

Teresa Isarra estaba en uno de los mercados de la ciudad, expresó que los precios de las carnes están "por la estratosfera" y no se puede comprar, "yo me dedicaba a trabajar con estética pero tuve que cerrar porque todo está dolarizado", agregó que tiene tiempo sin acceder a la carne y debe resolver con verduras su alimentación. "En esto nadie puede intervenir, solo Dios".

Gustavo Vergara,  cajero de una institución pública, relató que no tiene tiempo para un trabajo adicional porque cumple horario de oficina, su salario no le permite tener acceso a la compra de carnes rojas y blancas, " es imposible comprar un kilo de carne, así estamos en Venezuela" dijo.

Por su parte, el señor José Osorio tiene un establecimiento comercial en el mercado municipal, vende fruta, verduras y víveres, a su juicio las ventas se han reducido cada día, "anteriormente la gente compraba 12 kilos de papa, de plátano, en este momento le ofrecemos una cesta a la persona y echan dos tomates, una cebolla, un ají, una ramita de cilantro, dos papas, un apio y preguntan ¿cuánto es?, " reveló.

Igualmente aseveró que muchos de los clientes compran azúcar, arroz y otros productos por gramos, "se le venden 100 gramos por la inflación, si les exigimos que compren un kilo les alcanza para una sola cosa", lamentó.

Un kilogramo de carne de primera ya alcanzó los Bs. 35.000 y rumoran que se aproxima otro aumento, mientras que el kilo pollo entero oscila los Bs. 25.000, la chuleta ahumada sobrepasa los Bs. 50.000.

Lo más accesible para las personas que ganan el salario mínimo de Bs 40.000 más el bono de alimentación Bs. 25.000, es la sardina, la cual se consigue en Bs. 5.000 en algunos comercios.