Murió único niño que permanecía en terapia intensiva neonatal de la CHET

Reuters

Anthony Amaiz llegó a la terapia intensiva neonatal de la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera el martes 1 de octubre, luego de haber pasado 12 días en cuidados intermedios por haber nacido prematuro. Tenía una dificultad respiratoria que estaba siendo tratada, pero todo se complicó cuando lo ingresaron al área que, de acuerdo al personal médico del lugar, está contaminada.

Era el único niño que permanecía en esa sala, luego de la muerte de ocho bebés que también padecieron las consecuencias de la bacteria intrahospitalaria, y ahora integra esta lista fatal. Es el recién nacido número nueve que fallece en el sitio al no poder superar, con ningún tratamiento, todas las patologías que le ocasionó la sepsis neonatal que contrajo ahí, donde debió curarse.

Estuvo 22 días luchando por su vida, pero no pudo. Sus padres, en medio de su precariedad económica, sortearon la crisis de falta de medicamentos e insumos en el hospital más importante de la región central del país. Hubo días en los que pidieron cola a desconocidos para poder llevar las muestras de sangre de su hijo a un laboratorio privado y poder hacerle los exámenes que requería, y recibió las medicinas que dejaron otros niños fallecidos con las mismas complicaciones.

Mariángel Amaiz, su madre, sintió mucho temor de que a Anthony le pasara lo mismo que a los otros ocho bebés cuando una doctora, hace cuatro días, le dijo que estaba muy delicado al haber contraído en la terapia intensiva una bacteria en la sangre con alto riesgo de hemorragia.

Y así fue. Entre una complicación y otra, falta de tratamiento oportuno y la contaminación sin ser atacada en el hospital, a las 11:40 pm del miércoles 9 de octubre, Anthony no resistió más. Murió.

Se trata de una constante que comenzó a principios de septiembre y que ya da cuenta de nueve bebés fallecidos. En estos momentos la terapia intensiva neonatal de la CHET está sola. No hay niños. Especialistas alertaron que la única solución es que esa área sea cerrada para que le puedan hacer los análisis de cultivos necesarios y sanearla. Es la única manera que se deje de jugar con la vida de los recién nacidos en Carabobo.

Holmes Trujillo agradeció compromiso de la ONU con los Acuerdos de Paz

ponques de plátano

¿Un postre? Ponques de plátano (receta sin huevo)