“No fueron jueces sino sicarios judiciales”: abogado de Afiuni rechazó ratificación de sentencia

afiuni
Foto: Irene Mejías Sola

"No fueron jueces, fueron sicarios judiciales”, aseguró este viernes Juan Carlos Goitía, abogado de la doctora María Lourdes Afiuni, luego de que la Corte de Apelaciones del circuito del Área Metropolitana ratificara sentencia por "corrupción espiritual".

El abogado de la jueza aseguró en una entrevista para Caraota Digital, que esta "infame sentencia", ratificada por la Corte de Apelaciones, configuraba un exabrupto jurídico mayor que el de la corrupción espiritual.

Explicó que esta decisión no se podía llevar a cabo si no existía un MP que pidiera condena, al mismo tiempo que cuestionó a los jueces de la Corte de Apelaciones y los acusó de convertirse en "acusadores". "Sin demostración alguna, sin pretensión de la Fiscalía, la Corte confirmó la sentencia, donde no hay ningún tipo de impedimento por parte del órgano acusador", dijo.

Vamos por el recurso de casación, esperar que llegue a la sala de casación penal, que seguro confirmaran al sentencia y luego irnos a las instancias internacionales.

No obstante, el jurista indicó que lo verdaderamente grave era que el Ministerio Público (MP) jamas tuvo pretensión alguna contra la doctora Afiuni y que en el juicio, el MP dijo que no tenía nada que alegar contra la jueza.

"A parte que es una sentencia que lo que hicieron fue cortar y pegar. Una sentencia donde jamas se respondió el alegato de la defensa de que el juez en primer instancia no pudo demostrar que había cobrado María Lourdes o que promesa le habían hecho, eso es lo grave", dijo Goitía.

Cuando el 10 de diciembre de 2009 la jueza María Lourdes Afiuni ordenó la libertad bajo fianza del banquero Eligio Cedeño, probablemente no imaginó que pasaría casi diez años detenida.

Hasta 30 años de prisión pidió en su momento para ella el entonces presidente Hugo Rafael Chávez, y es por eso, que a la jueza Afiuni se le conoce como «la presa personal de Chávez».

El fallecido mandatario arremetió públicamente contra Afiuni el día siguiente de la liberación de Cedeño, cuando se supo que el banquero -quien llevaba tres años en prisión preventiva acusado de operaciones cambiarias ilegales- había huido del país rumbo a Miami (EE.UU.) inmediatamente después de ser liberado.

Afiuni, por su parte, aseguró que simplemente había aplicado la ley venezolana, que establece que nadie puede estar detenido más de dos años sin sentencia, así como una recomendación del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de Naciones Unidas, que había cuestionado la situación de Cedeño.

Sin embargo, eso no evitó que organismos de seguridad del país la detuvieran y fuera llevada a una prisión donde se encontraban numerosas mujeres a las que ella había juzgado y sentenciado por delitos como infanticidio, robo y narcotráfico.

Harina con gusanos, el nuevo menú de los Clap (Video asqueroso)

Maxi López: "Doy las gracias a Icardi por haberse llevado a Wanda"