Régimen intenta restarle poder a la gobernadora del Táchira y ganar control en la frontera

COVID-19 acecha al estado Táchira con casos comunitarios
Foto relacionada

El régimen de Nicolás Maduro se inventó una novela donde incluyó a la gobernadora del estado Táchira, Laidy Gómez, al vincularla con la banda paramilitar colombiana Los Rastrojos. Esto pese a que ha sido implacable contra los grupos irregulares que actúan en la frontera con Colombia.

Aunque ganó limpiamente las elecciones a la Gobernación, el régimen de Nicolás Maduro impuso a Freddy Bernal inventándole el cargo de Protector del Táchira. Allí le dio el control de la Fuerza de Acciones Especiales (Faes), mientras le quitaba a la Gobernación el manejo de la Policía estadal.

La Gobernadora es militante de Acción Democrática y fiel a la línea del partido blanco. No se ha involucrado en los grandes temas del Táchira, lo que ha golpeado su liderazgo y su aceptación a nivel popular. Ella optó por el trabajo social, por resolver los problemas de las comunidades y no enfrentar los temas de la gran industria del contrabando, de paramilitares, de guerrilla ni de narcotráfico, explicó la periodista Sebastiana Barráez en su artículo publicado en el portal argentino, Infobae.

El régimen insiste en sacarla del camino. Jorge Rodríguez presentó un vídeo en el que Hernando Iván Posso, alias Nandito, dice entre otras cosas que los paramilitares que facilitaron el paso del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, a Colombia habrían contado con la ayuda de la gobernadora.

"En los tribunales del Táchira se habla abiertamente, en estos momentos, de la figura legal que se está preparando para sustituir a la mandataria regional. Si algo necesita el gobierno nacional es tener control del Táchira, aunque sea por la vía de la fuerza, por estar ahí la frontera más viva de América Latina", alertó Barráez.

“Siempre he estado aislada de acciones violentas, subversivas, ilegales y que vayan contra las garantías ciudadanas. Como habitante de municipio fronterizo por años (Junín) sentí la vulneración de nuestra soberanía por la presencia de irregulares. Además, de las limitaciones a mis derechos políticos estando en campaña, como en septiembre 2017, en el municipio Libertador, cuando la comunidad de La Pedrera me pidió que me retirara porque la ´gente mala´, como llaman a los irregulares, me iban a correr. Tengo razones para no tener ni antes, ni ahora ni en el futuro, vínculo alguno con ningún grupo irregular”, relató Gómez a Infobae.

La gobernadora explicó que las veces que ha pasado a territorio colombiano lo ha hecho por los puentes internacionales.

“Para nadie es secreto que no hay vacunas en Venezuela y por ello he ido a Cúcuta, como todas las madres de la frontera, para que vacunen a mi hija de 9 meses de edad al otro lado de la frontera”.

día mojado lluvias Inameh

Aragua: alerta por daños causados tras fuertes aguaceros

La lesión de Josef Martínez quedó en un simple susto