¡Rufo Chacón podrá retomar sus estudios! Dispositivo le permite leer (video revelador)

No hay posibilidades de que Rufo Chacón pueda volver a ver de manera natural. A él le explotaron los glóbulos oculares al recibir un disparo de perdigón en el rostro cuando simplemente protestaba por gas en el estado Táchira. Pero gracias a la inteligencia artificial ahora podrá retomar sus estudios porque cuenta con un dispositivo que le permite leer.

También puede reconocer colores, rostros, ver la hora y hasta hacer compras con billetes en efectivo. Todo esto con la incorporación de un implemento de última tecnología que se sumó a las prótesis que le colocaron en la ciudad de Barcelona, España, de la que regresó a Venezuela el 29 de noviembre, con una vida nueva.

No ve igual que antes de la agresión de la que fue víctima, para él ya todo es diferente desde ese episodio de represión del 2 de julio. Pero gracias al apoyo de la Fundación Frigilux y el enlace que hizo con OcularLab, el centro especializado donde recibió el tratamiento, tiene la oportunidad de empezar de nuevo.

Fueron cuatro meses de gestiones, hubo momentos de mucha incertidumbre, y hasta se pensó que no sería posible el tratamiento. "Empezamos a valorar a través de fotos y videos que nos mandaron, y comenzamos con el plan para que Rufo llegara a España y eso se tardó más de lo que pensábamos porque se le hizo difícil obtener su pasaporte y eso complicó la situación", relató el medico tratante, Miguel Salinas.

Lea también  De esta forma hallaron e identificaron los restos del hermano de Alicia Machado

Al llegar a Barcelona la situación no fue más sencilla. "Nos encontramos con que las cavidades de sus ojos se habían comenzado a retraer y tuvimos que hacer un trabajo rápido para ampliarlas, y poder adaptar unas prótesis con los volúmenes y dimensiones que se necesitaba". Fue una labor que hicieron en 15 días y se logró el resultado esperado.

En este momento Rufo pasa por un proceso de adaptación con los movimientos de sus párpados y ojos, que se ven naturales, y ahora toca esperar unos meses para que las prótesis encajen por completo y el joven se acostumbre a su funcionamiento.

Como se trata de un muchacho de 17 años, se espera que aún continúe su proceso de crecimiento por lo que requerirá de un conjunto de evaluaciones que, en principio, se harán por video llamadas, y después se determinará una próxima visita del joven a España porque es probable que se deba hacer el cambio de las prótesis y el dispositivo en aproximadamente tres años.

Oswaldo Malpica, de la Fundación Frigilux, relató que ya Rufo es parte de la familia, y que la conexión con su caso fue inmediata. Se espera que en los próximos días se pueda atender otro de condiciones similares con el apoyo del doctor Salinas y OcularLab.