Se sobrepuso al deslave, pero no a la revolución: mercado de Punta de Mulatos (Video y melancolía)

Foto: Amy Torres

 

 

Oscuro y desolado, así luce el otrora centro de referencia para las compras en el Litoral Central: el mercado de Punta de Mulatos. Fundado en 1956, este mercado de referencia logró sobreponerse a los embates de la tragedia de 1999, pero no a los de la revolución.

En el pasado era la primera opción de compras para familias enteras de la región, así como de Caracas e incluso Miranda. A Punta de Mulatos venían a comprar desde ropa y calzado importada de calidad, pescado, frutas, legumbres, hortalizas; todo de la mejor calidad.

Así lo certifica la comerciante Giorgina Guzmán, quien tiene más de 40 años trabajando en el mercado y con sus ventas sacó adelante a sus tres hijos.

“Bueno, esto era full. Se trabajaba dos días a la semana: miércoles y sábados. Y esto estaba lleno el pasillo, lleno allá en la panadería, lleno el puente ese… Todo eso estaba full de ropa, de gente trabajando, allá afuera donde están los motorizados. Eso era gente con ropa trabajando, todo esto estaba full, no se podía caminar. Uno llegaba aquí a las 3 de la mañana, a las 2 de la mañana”.

Con melancolía esta luchadora mujer venezolana dijo que aunque nunca estudió, se siente orgullosa de que sus tres hijos son profesionales gracias a su puesto de venta de comida en el mercado.

Sobre las condiciones actuales de la estructura, dijo que “aquí no hay ventas, aquí no hay nada. Así estuvo en diciembre, también. La mayoría de los puestos cerrados, no hay mercancía y robando el poquito de mercancía que le queda a uno se lo roban. Ahora le están abriendo las puertas a uno y tienen llave y las vuelven a cerrar”.

Lamentó el asedio al que están expuestos con la delincuencia desatada y también las fallas en los servicios básicos. “Esto no tiene vida. No hay ni baños, ni hay ni agua. Aquí es un desastre, ni limpian siquiera”.

Mientras que José Tejada, comprador, aseguró que “este era uno de los mejores mercados de acá de Vargas. Bueno, tenía de todo, era lo mejor”.
Sostuvo que en este mercado se podía comprar “desde legumbres, ropa, calzado, de todo, de todo un poquito”. Al ser consultado cómo está en la actualidad respondió: “Esto da tristeza”.

Douglas Jiménez, por su parte, abogó por su pronta rehabilitación: Esto está “totalmente desolado. Ya no es ni la sombra de lo que era antes. Antes sí era un mercado; ahorita no es un mercado, ahorita no es ni la sombra de lo que era antes. Ojalá y se aboquen a arreglarlo, a ayudar a los comerciantes de aquí de este mercado”.

"Son una vergüenza": el duro comentario de Miguel Pizarro contra fracción Clap

Enamórate de los ojitos de Winnie, la Cocker Spaniel más hermosa (Video)