Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Situación de pandemia impulsa crecimiento del trabajo infantil en Venezuela

La agencia Reuters señala que en Venezuela las medidas de cuarentena por el nuevo coronavirus han impulsado a muchos niños hacia la fuerza laboral, según activistas de protección infantil, tras enfrentar una profunda crisis económica que se ha agravado en los últimos cinco años.

Con las escuelas cerradas y sin acceso a Internet, muchos de estos niños deciden salir a la calle y ayudar a sus padres a llevar comida a la mesa, incluso se convierten en sostén de hogar.

Moisés y Jesús Bracamonte, de 12 y 11 años de edad, respectivamente, saben preparar fertilizantes y regar los frijoles negros y el maíz que su familia cultiva en el estado Táchira. Dicen que la parte más difícil del trabajo agrícola es “abrir la tierra” para sembrar las semillas sin tractor ni buey.

Su padre, también llamado Moisés, de 58 años, los enseñó a cultivar la comida que proporciona a su familia, algo que casi nunca hacían antes de la pandemia del coronavirus.

El problema del trabajo infantil también se ha visto impulsado por una migración masiva de más de 5 millones de venezolanos; aunado a esto, la pandemia ha agravado los factores de riesgo del trabajo infantil, dijo Carlos Trapani, coordinador de Cecodap, un grupo sin fines de lucro enfocado en la prevención de la violencia y los derechos del niño.

El trabajo va desde hurgar en basureros hasta en campos agrícolas, indicó; aparte, que los niños en las áreas rurales tienen más probabilidades de depender de la asistencia pública y corren un mayor riesgo de ser reclutados por pandillas.

En 2020, al menos 830.000 niños y adolescentes venezolanos vivían sin uno o ambos padres debido a la migración, según un informe de Cecodap publicado en diciembre.

“A veces no hay adultos porque se han ido del país y los adolescentes acaban a cargo del grupo familiar”, dijo Leonardo Rodríguez de Casas Don Bosco, que trabaja con jóvenes desfavorecidos.

Venezuela no proporciona estadísticas sobre trabajo infantil.

El Ministerio de Información del país y la agencia estatal de protección infantil IDENNA no respondieron a las solicitudes de comentarios.

World Vision, una organización humanitaria cristiana mundial, realizó una encuesta de 420 hogares en Caracas y el estado vecino de Miranda en agosto de 2020 para determinar cómo la pandemia había afectado los riesgos que enfrentan los niños. Los encuestados fueron los mayores de 30 años, de los cuales el 71 por ciento eran mujeres.

“Los problemas que ponen a los niños en mayor riesgo durante la pandemia están asociados con la escasez de alimentos, el aumento del trabajo infantil (…) la violencia doméstica y la negligencia”, dijo World Vision en el estudio, que se publicó en noviembre.

Desde el inicio de la pandemia, más niños están haciendo tareas domésticas para otras familias a cambio de dinero o comida y más de ellos están mendigando y vendiendo productos como agua o cigarrillos en las calles, según el estudio.

La Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo de la ONU, estimaron en junio que el impacto de la pandemia podría empujar a más de 300.000 niños y adolescentes latinoamericanos a la fuerza laboral, sumándose a los 10,5 millones que ya son parte de ella.

Fuente: Reuters

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados