"Te vistes bien, comes bien y tendrás cena en Navidad": maestros indignados contra Lacava (Video reclamo)

Foto: Dayrí Blanco

Nayibeth Véliz se limita a vivir. Ella no puede hacer otra cosa que enfrentar el día a día con lo poco que tiene de su sueldo como docente dependiente de la administración de Rafael Lacava. Este año no podrá cumplir con las tradiciones navideñas y su cena será un plato de caraotas con arroz, en caso poder contar al menos con eso.

Hace algunos meses denunció que no tenía ni zapatos para trabajar y una ex alumna vio su testimonio y le regaló un par. Esos son los que usa a diario, no tiene más. El millón 400 mil bolívares que recibió como aguinaldos, en dos partes, apenas le alcanzó para comprar algo de comida.

Ya nada es como antes. "Yo logré remodelar mi casa, comprar electrodomésticos nuevos, ropa, comida y hasta pasear, pero desde hace cuatro años no puedo ni hacer hallacas", expresó lamentando su situación que es la que se repite en la de cada docente adscrito a la gobernación de Carabobo.

Ante tanta precariedad su mensaje es claro: "Rafael Lacava, ya basta de la burla hacia los docentes, has sido indiferente a esta situación de lucha, no has querido aceptar esta realidad que muy bien conoces, por eso te hago un llamado de reflexión, hoy eres tú quien te vistes bien, comes bien, tienes la cena navideña, cuando comas piensa en la gente que te apoyó para que seas gobernador".

Denunció también que desde que Lacava asumió el poder dejó de funcionar el programa de alimentación para los alumnos, quienes cada vez van con menos frecuencia a las aulas.

"El compartir navideño en las escuelas este año solo dio tristeza. Fueron pocos niños porque no tenían nada para llevar ese día. No tienen zapatos, hay quienes no mandan a sus hijos por eso. Y muchos de los que fueron lo hicieron para comer de algo que llevaran sus compañeros".

Raúl Castillo tiene 24 años de servicio en una escuela de Guacara. Como docente logró, en el pasado, comprar casa y carro. Ahora no tiene ni para vestirse. "Me siento en la indigencia, no tengo para comprar ropa ni zapatos y poder dar clases en enero".

Con nostalgia e impotencia recuerda que antes podía hacer mucho más con lo que recibía de aguinaldos. " Se cobraba mucho mejor, cuatro meses por encima del salario mínimo y hasta un mes adicional de un bono especial. Eso nos alcanzaba. Ahorita un novel docente no pueden optar a nada de eso, ni siquiera a medicinas o comida".

¡Pidiendo cacao! Sánchez quiere dialogar con Torra antes de investidura

"Navidades muy tristes en Carabobo": más de 20 mil trabajadores están en sus casas (Video con furia)