Varguenses obligados a trasladarse como ganado ante falta de buses

Foto: Amy Torres

2.500 bolívares debieron pagar la mañana de este lunes los usuarios de la ruta Carayaca-Catia la Mar para poder salir de la parroquia. Lo más lamentable es que el monto, que es 400% más alto que el establecido por la Alcaldía, lo cancelaron al conductor de un camión volteo, color amarillo. Hombres y mujeres se trasladaron como si fueran ganado obligados por la falta de buses.

Sergio Cárdenas, presidente del Bloque Unido de Transportistas del estado, indicó que las colas cada vez se hacen más interminables, “porque ningún chofer va a sacar su unidad por 600 bolívares, que fue el pasaje que fijó la Alcaldía”.

“La problemática surge porque el municipio no entiende que Carayaca aunque es una ruta urbana tiene características de suburbana desde hace años. Su pasaje siempre ha estado a la par del Caracas-Catia la Mar e incluso hasta más alto por la topografía de la vía que es más pronunciada. Mínimo debe ser de Bs. 1.300”.

Foto: Amy Torres

Alertó que episodios como el de este lunes se mantendrán hasta tanto “el alcalde no entienda la realidad de la ruta. Seguiremos mal porque estarían destinando al pasajero de Carayaca a quedarse sin transporte y a recurrir a este tipo de medios de transporte nada seguro para las personas”.

Cárdenas lamentó que los funcionarios de la Policía Municipal sí multan o detienen a los transportistas que cobran más de Bs. 600, “pero para camiones como estos, que cobran 2.500, no hay autoridad. Se trata de un camión roquero alto, que el jueves cobró su primera víctima: una señora que se cayó y que se desconoce su estado de salud”.

“Este es un problema que ya está resuelto por los transportistas, pero depende del alcalde que le dé fluidez. Esperemos que el municipio entienda antes de que pase una desgracia mayor”.

médicos salud hospital

Embarazadas mueren mientras Maduro regala carros a médicos graduados en Cuba

VUELTA A LA PATRIA

En Ecuador hay 230 mil y solo 180 venezolanos retornarán con el vuelta a la patria de Maduro