Cada #8Sep veneramos a la Virgen del Valle, patrona de los orientales

Foto: Referencial

Es tradición entre los venezolanos celebrar cada 8 de septiembre el día de la Virgen del Valle, que es considerada patrona del oriente de Venezuela y es venerada con especial devoción en la isla de Margarita.

En esta emblemática celebración mariana, en la que acuden miles de peregrinos a venerarla en su santuario ubicado en el Valle de Margarita, cerca de Porlamar.

Las festividades en honor duran varios días, en cada uno de ellos, la Virgen del Valle luce un bello traje diseñado con las telas suministradas por sus devotos.

Un poco de historia 

En los inicios de la conquista los españoles fundaron en la isla de Cubagua, la ciudad de Nueva Cádiz. En poco tiempo dicha ciudad creció vertiginosamente derivado de la extracción de perlas que abundaban en sus mares.

Durante este período los habitantes de Nueva Cádiz encargaron a España una imagen de la Inmaculada Concepción para poner la ciudad bajo su protección. La imagen llegó a Cubagua en el año 1530, pero pocos años después, el 25 de diciembre de 1541, un huracán arrasó Nueva Cádiz y con ella la iglesia donde estaba la imagen de la Virgen.

Al salvarse milagrosamente la imagen de la Virgen, los pobladores de Cubagua decidieron ponerla salvo de nuevos cataclismos, llevándola en 1542 a una hacienda en El Valle de la Isla de Margarita, donde le construyeron una pequeña ermita. Con el paso del tiempo el lugar dio el nombre a la imagen, que comenzó a llamarse la Virgen del Valle.

Datos importantes

Relatan muchos seguidores que la tradición religiosa ha sido pasada de generación en generación. Sexagenarios de El Valle recuerdan que sus madres les inculcaban el amor por la Virgen y es una “ley divina” para los orientales tenerla en un altar dentro de los hogares.

El templo que hoy alberga la imagen es de estilo neogótico, se construyó entre finales del siglo XIX e inicios del XX y fue elevado al rango de “Basílica Menor” por el papa Juan Pablo II en 1995. Cabe destacar que, las fiestas de la Virgen del Valle empiezan el 1 de septiembre, cuando la escultura desciende de su nicho ubicado detrás del altar mayor.

El 8 de septiembre sale en procesión al final de la tarde. Luego de eso permanece en un trono dentro de la basílica y al alcance de los fieles durante los siguientes tres meses.

Tamara Suju: el régimen arreciará la persecución y ordenará más allanamientos

La difícil adaptación del venezolano al migrar