Seis meses "sin ver luz": zulianos han sufrido medio año por las fallas eléctricas

Racionamiento eléctrico

Mientras en el resto del país el servicio eléctrico se ha mantenido con cierta regularidad, en el estado Zulia aún no han salido de la hecatombe del 7 de marzo cuando una falla general en el sistema Guri dejó sin electricidad a casi el 100 % de Venezuela.

El tiempo se ha detenido para los habitantes de la entidad occidental. Han sido 185 días continuos sin electricidad fluida, un auténtico calvario que solo lo pueden entender quienes viven a diario las penurias propias de este desastre energético.

Este sábado se cumplen seis meses del sufrimiento y desidia y la situación no ha cambiado desde aquel fatídico mes de marzo. Los racionamientos y bajones son el “pan de cada día” de los residentes de la segunda ciudad más importante de Venezuela y con las mayores reservas de crudo liviano y mediano, aún explotables, reseñó Panorama.

“Esto ya es inhumano, esto no tiene nombre. Hasta cuándo nos van a seguir martirizando con el tema de la luz, cuándo tendrá esto fin, que hicimos los zulianos para merecernos semejante castigo. Ya estoy agotada de los bajones y que se me dañen los aparatos”, expresó molesta Victoria Martínez, ama de casa del sector Socorro.

Pero, ¿por qué el Zulia no ha podido recuperarse? La entidad es la cola del Sistema Nacional Eléctrico que es alimentado por la Central Hidroeléctrica de Guri. Cualquier falla que ocurra en la transmisión afectará rápidamente al estado. En teoría el sistema termoeléctrica debería darle autonomía energética, pero la falta de inversión ha hecho imposible ponerla en funcionamiento.

Ante este escenario, el régimen ha optado por aplicar un plan de racionamiento de seis horas de electricidad por seis horas sin servicio, no obstante, los marabinos aseguran que este esquema no se cumple.

“Es inhumano que quiten la luz al mediodía o en la tarde cuando la temperatura puede sobrepasar los 50 grados y el calor es agobiante, muy fuerte. Por favor, le pido de corazón a los gobernantes que ya no quiten más la luz, que se apiaden del Zulia”, dijo a Panorama María Alejandra Sánchez, madre de tres niños en el sector La Macandona.

El comercio ha registrado pérdidas de 60 % en sus ventas desde que inició la contingencia. Muchos se han visto obligados a adquirir plantas eléctricas para poder seguir funcionando.

"Reconocemos que en algunos circuitos eléctricos de la ciudad la aplicación del racionamiento eléctrico, se cumple pero en otros, no...Esto ha impedido a los maracaiberos y empresarios que residen y trabajan en esos sectores  recuperar su ritmo de vida social y laboral”, expresó la Cámara de Comercio de Maracaibo.

La Comisión para los Derechos Humanos del Zulia detalló que entre 1,7 y 4,3 millones de personas se quedan sin electricidad por varias horas, es decir, entre 5 y 13 % de la población total de Venezuela.

Desde el régimen se ha insistido que se ha trabajado para reactivar Termozulia, no obstante, los especialistas señalan que es insuficiente.

“La crisis eléctrica en el Zulia está lejos de resolverse. Termozulia por sí sola no puede resolver todo el problema, eso es imposible (…) y se requieren millonarias inversiones y tiempo para que esté operativa al 100%.”, comentó el ingeniero eléctrico y analista del área, Saúl Romero.

Mientras tanto, la población sigue sufriendo y la molestia continúa incrementándose en forma  de protesta, pese a las amenazas de los cuerpos de seguridad y los paramilitares armados, todo, a la espera de una luz al final del túnel.

Se dedicaron a robar casas tras ganar la lotería

Guaidó caraotadigital

Juan Guaidó: “Nos enfrentamos a una dictadura sádica y disfuncional”