A propósito de la pandemia del Covid-19

Foto: Caraota Digital

Williams Dávila

Diputado

 

A propósito de la pandemia del Covid-19 las consecuencias son devastadoras para la persona humana. Ya no es una preocupación para atenderla en salones lujosos de cerebros e intelectuales que analizan escenarios y perspectivas para ver los comportamientos de la
economía y los mercados de capitales en el mundo .

El punto es más grave porque se trata de seres humanos los que van a sufrir más, sobre todo,  los que menos recursos tengan y los migrantes y desplazados forzosos.

Son millones de compatriotas que están fuera del país, como asilados, refugiados, migrantes con papeles y sin papeles. Con permisos de trabajo o sin dicho documento.

¿Van a regresar como migrantes voluntarios? No lo creo. Vale recordar que la AN aprobó en diciembre del 2018 la Ley de Migración Voluntaria de Retorno que se aplicaría  para los compatriotas que decidieran regresar por su propia cuenta, cumpliendo con una serie de requisitos establecidos en la Ley.

Hoy día no es fácil la aplicación de la Ley a menos que se dé un cambio de régimen y tengamos un gobierno democrático y de libertades públicas.
El problema es con los casi cinco millones que están fuera  del país, que salieron justamente por la crisis económica, social y política que vive el país.

La pandemia nos agarra en un país que es de los tres que están en peores condiciones para enfrentar dicha pandemia. En Europa o en América del Norte no creo q estén en situación más crítica que aquí.  En esos países hay una sanidad pública eficiente.

Los gobiernos lo que han hecho desde el principio es facilitar que sus nacionales vuelvan. Difícil hacerlo nosotros que nuestro compatriotas regresen habida cuenta de la dificultad de traerlos. Ya algunos países han arrendado aviones y facilitado traslados de sus connacionales.

Cabe señalar que nuestros  embajadores han puesto centros de información para orientar pero es de precisar que no tienen ni presupuesto ni recursos.
La crisis producto de la pandemia y sus consecuencias sociales y económicas las vamos a ver si no es que ya se están dando algunas manifestaciones de intolerancia e incomprensión en los países donde más compatriotas existen.

De hecho son  muy vulnerable los venezolanos que están entre Colombia, Ecuador, Peru, donde deben haber cerca de tres millones de compatriotas y allí habría que fortalecer las capacidades externas con Acnur y esos gobiernos para que estén pendientes de la situación.

Acnur podría actuar en el caso de que nuestros compatriotas estén definidos
cómo refugiados, de lo contrario serían los propios gobiernos receptores los que recibirían los recursos y eso no es un mecanismo rápido para atender todos los problemas humanos que se les pueden presentar a nuestros compatriotas.

Algunos países han aprobado para los migrantes y refugiados medidas provisionales  como suspender el pago de alquileres, evitar el cierre de cuentas o de tarjetas, concesión de bonos especiales etc, pero supongo que será para aquél que tenga un PEP, tarjeta de movilidad fronteriza, etc, por ejemplo en Colombia.

En Colombia, Perú y Ecuador hay la mayor parte de los venezolanos, allí hay que trabajar en dos vías de acercamiento con los gobiernos, porque ninguno de los tres países reconocen oficialmente la condición de refugiados a los  venezolanos, a no ser que de forma particular lo solicite el connacional, al esto ser así no interviene directamente ACNUR, por no haber declaratoria oficial , interviene sí de manera indirecta a solicitud de cada gobierno, y  esto nos aleja de un importante caudal de ayudas y programas que maneja Acnur de forma directa y a su discrecionalidad que no afecta los presupuestos de cada país.

Por otro lado, en estos momento, sería casi imposible hacer que estos gobiernos declaren  a los venezolanos como refugiados oficialmente dadas las circunstancia que se vive actualmente.

La otra vía es crear un fondo de ayuda por parte de el gobierno interino y tratar de que cada gobierno con los diferentes medios que tiene para identificar a nuestra población en cada país ayude en hacer llegar esa ayuda, pongo el ejemplo de Colombia a través de el PEP , en Perú, el PETP.

Sin embargo la realidad es que esto en el corto plazo se va convertir en un problema , por qué, la mayoría de venezolanos viven para pagar el arriendo, los servicios y lo que queda para alimentos y casi todos viven es de lo que se haga día a día.

Al no poder trabajar porque no se puede salir, ¿Cómo se produce? es imposible, por esto urge visibilizar rápidamente ya que cada gobierno en cualquier país atenderá primeramente a su nacionales . Allí estamos fuera.

Es importante recalcar que esta tragedia venezolana y americana se ocasionò por la política discriminatoria y anti democrática de Nicolas Maduro, que  poco le importó que se fueran millones de venezolanos. Sólo para mantenerse en el régimen en  concordancia con la naturaleza criminal de un Estado Delincuencial  y hoy vemos las consecuencias de una crisis que tuvo su origen en Wuhan ciudad china donde provino la pandemia.

dobladitas

Una receta clásica de Chile: te enseñamos a preparar Dobladitas

Primer caso de Covid-19 en Guárico es una niña de 10 meses, según el gobernador José Vásquez