Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Cuba, la protesta histórica

Por Ángel Medina

Las voces en las calles comenzaron a juntarse y crearon una marea sin precedentes que al grito de “Patria y Vida” lograron ensordecer a quienes llevan largas décadas manteniendo un régimen por acto de la fuerza, sorprendieron de golpe a los grandes jerarcas que se acostumbraron a los lugares comunes y a las historias de patriotismo anacrónico que les brinda todas las razones para sostener el oprobio e intentar instalar la desesperanza.

Sin que el aparato de control se percatara, de repente la isla caribeña volvió a ser parte de los titulares globales y de las tendencias en las redes sociales, cuando muchos en acto de rebeldía y valentía lograron llevar imágenes y videos de las manifestaciones que de forma histórica se daban en las calles de Cuba.

Lo que comenzó siendo una protesta por el racionamiento eléctrico y la inexistencia de vacunas y tratamientos contra la pandemia del COVID en San Antonio de los Baños y Palma Soriano, se extendió como chispa de libertad en numerosos rincones y poblaciones en toda la isla hasta lograr tomar por fuerza de la necesidad las principales calles de la Habana, convirtiéndose en algo más que la simple expresión de una demanda para florecer en la viva razón de un deseo de cambio y búsqueda de libertad negada.

Cada nuevo video y foto colgada en las redes se fue transformando en una trasgresión al control y a la censura que siempre presente, se vio obligada a entenderse inútil en las primeras de cambio, cada registro terminó siendo una forma de alertar al mundo sobre la magnitud de lo que se creía hasta ahora impensable, que el Pueblo de Cuba tenía y podía de forma contundente gritar su deseo de poner fin al comunismo.

Lo que hoy está sucediendo en Cuba es sin duda histórico, pero no es producto del azar ni de un acto repentino de expresión ciudadana, muy por el contrario, es la herencia de los cientos de héroes que en las últimas décadas han levantado su voz en contra el oprobio, es el producto de la historia de los plantados, de las Damas de Blanco, del Maleconazo, de las Yoani Sánchez y los Oswaldo Paya.

Es la historia que logró reanimar el Movimiento San Isidro y todos los activistas-artistas que le dieron expresión a la necesidad, a la desigualdad y a la injusticia, esa historia que hoy le devolvió expresión a la conciencia y que se hizo fuerte ante los cambios inexorables que experimenta la sociedad cubana, esa que puede hoy romper el cerco mediático y la censura, la misma que ha logrado forjar capacidades para comparar sistemas políticos y la vida de los demás ciudadanos del mundo libre.

Hoy el mundo debe apoyar la expresión del pueblo cubano por reivindicar sus derechos y por poder expresar su descontento, como debe comprender que por más llamados a defender la revolución y por más amedrentamiento, vuelve a tener fuerza un proceso de cambio que tiene raíces profundas y que más allá del destino de las recientes manifestaciones, su origen sigue intacto y la necesidad de cambio también, lo que pasó en Cuba el pasado fin de semana fue histórico, como histórica seguirá siendo la lucha por la dignidad de la mayoría.

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x