Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

De una calle parlamentaria

Por Luis Barragán

El llamado asalto al Capitolio de Washington, hecho reciente y consabido, actualiza un poco más la reflexión sobre el entorno inmediato de cualesquiera sedes parlamentarias. Exacto domicilio del debate público y plural, es de suponerlas de más fácil acceso en los países de comprobada vida democrática en abierto contraste con aquellos que fingen disponer de la  institución, trastocándola en un ornamento de exclusivo y segurísimo uso de sus integrantes.

El hecho en cuestión, inesperado y entristecedor, aconseja tomar superiores medidas para resguardar mejor el inmueble, incluyendo a sus ocupantes, pero no impedirán que lo concurra una ciudadanía dispuesta a luchar por sus demandas, más allá de las obvias diligencias de la prensa o de la tradicional curiosidad turística. En otras latitudes, ausente la más mínima noción de la división de los órganos del poder público, los edificios legislativos suelen amurallarse, imposibilitando la intromisión de toda persona ajena a la élite del poder establecido.

En el caso venezolano, ya no es fácil acercarse al Capitolio Federal Legislativo, o, como le llaman por estos tiempos, al Palacio Legislativo. Al secuestro definitivo de la sede, se suma el de sus adyacencias bajo control de la unidad militar y de los grupos paramilitares que vigilan el lugar.

Vedados los otros puntos cardinales, la entrada este, entre las esquinas de Las Monjas y San Francisco, por ejemplo, a lo largo del presente siglo, ha sido considerada como zona de seguridad, siendo muchas las rejas ajardinadas y las barreras que impiden el libre tránsito peatonal, facilitando el estacionamiento de los vehículos de clanes y funcionarios privilegiados. En las centurias anteriores, aún en las épocas de mayor violencia golpista y subversiva, cualquier protesta incendiaria podía – al menos – llegar a las puertas del Congreso de la República, validando públicamente las más variadas posiciones como ahora resulta inconcebible que lo haga, consideradas como un delito.

Una fotografía de principios del XX, puede muy bien ilustrar la amplitud y el desahogo impresionantes del sector que, al concluir, se convirtió en un despejado, libérrimo y despejado boulevard. Ahora, ya son muchos los años de consolidación de un espacio en ningún sentido ciudadano, sujeto al capricho de los pocos que lo ostentan como señal inequívoca de un régimen de fuerza.

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

VALORA ESTE ARTICULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
( 0 votos, promedio: 0,00 de 5 )
Cargando...
- Publicidad-

LO QUE ES TENDENCIA

Elon Musk pasó al segundo puesto de la persona más rica del mundo, conoce la primera

Con información del Diario Primicia, el multimillonario Elon Musk perdió este lunes 15.200 millones de dólares, después de que las acciones de Tesla cayeran...

En extrañas circunstancias fallecieron centenares de delfines en una playa

Con información de El Aragueño, al menos 111 delfines han sido hallados muertos en Mozambique en una playa del Parque Nacional Archipiélago de Bazaruto...

Las acusaciones que llevaron a un sacerdote a quitarse la vida

Con información de DW Noticias, un capellán retirado de Colonia, acusado de abuso sexual, se suicidó el pasado fin de semana. La Arquidiócesis de...

Oposición venezolana condena prioridad a políticos en vacunas contra el COVID-19

La oposición venezolana condenó que el gobierno chavista priorice dad a los políticos en la vacunación contra la COVID-19, luego de que en las...

Esto dice el gobernador de Portuguesa por el triple femicidio ocurrido en la entidad

A través de su cuenta en la red social Twitter, el gobernador del estado Portuguesa, Rafael Calles, se pronunció sobre los recientes femicidios perpetrados...
- Publicidad-

Artículos Relacionados

El silencio de los culpables

Por Amos SmithTodo empezó cuando en un país dónde nadie asumía la culpa de nada, el padre eterno de esta zozobra veintiañera asumió la...

América debe seguir el ejemplo que Colombia dio

Por Williams DávilaColombia dio un ejemplo al mundo entero con la aprobación del Estatuto Nacional de Protección para Migrantes y Refugiados Venezolanos que se...

La huella de la despedida

Por Ángel Medina Al menos 79 millones de personas en todo el mundo se han visto obligadas a abandonar sus hogares en una especie de...

Petróleo en gotas

Por Manuel CarrilloEn la última Edad de Hielo o Glaciación que duró 80 mil años y terminó hace 20 mil, los casquetes polares crecieron...