Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

El coronavirus amplificó una vulnerabilidad mundial

Por Marcos Hernández López

Nadie duda de la huella psicológica y social que la pandemia dejará en la mayoría de la población venezolana. El confinamiento en las personas en algunos casos se convertirá en sensaciones de sentirse agobiados, tener menos ganas de hacer las cosas, o tener poca motivación.

Para los especialistas estas situaciones pueden derivar en un incremento de la ansiedad y la depresión e incluso convertirse en un síndrome de estrés agudo. Nadie duda de la huella psicológica y social que la pandemia de coronavirus dejará en la mayoría de los venezolanos.

Para nadie es un secreto que Venezuela ya estaba sumergida en una compleja crisis de salud pública antes de que se desencadenara la pandemia de coronavirus, sobrellevaba el deterioro lento de las capacidades del que hace décadas fue uno de los sistemas de atención más sólidos y de prestigio en Latinoamérica.

Sin embargo, las insuficiencias en los insumos, la falta de acceso a bienes básicos como el agua o la energía eléctrica necesarias para garantizar la atención e higiene mínima, asociado a la malnutrición de niños y ancianos y, en general, quiebre económico del país. Así que, cuando llegó el virus, todos anticipaban los peores escenarios en salud pública.

Para los expertos, el número de casos positivos y muertes en Venezuela ha sido subestimado por la carencia de pruebas PCR y una dependencia de pruebas rápidas de anticuerpos.

Evidentemente, vivimos en la era de la incertidumbre, cuando pensábamos que era el momento protagónico para las ciencias y las tecnologías o de la revolución científica-tecnológica. El coronavirus amplificó una vulnerabilidad mundial, de nada sirven las grandes armas de destrucción masiva cuando emerge con claridad que las armas biológicas pueden ser tan eficaces y de bajo “costos”, sin embargo, este virus conecta con el análisis interpretativo como algo que se debe deslizar en nuestras formas de observar con agudeza el mundo: “Mirar el bosque y no un árbol”, y no únicamente en la vida cotidiana en la que pasamos de un momento a otro a un inducido arresto domiciliario familiar, sino en las prácticas de nuestro modo de vida, algo muy significativo como reconfigurar la organización compleja de la sociedad, la política, el trabajo, la economía, la cultura como un todo.

Post coronavirus, jamás podremos ser los de siempre, es un axioma el mundo no será el mismo, de lo contrario la lección o la prueba natural no alecciono. En una primera síntesis debo decir, lo que nos está ocurriendo va a derivar en una nueva conducta, cosmovisión -acción del ser humano. Es imperioso enfocarnos en la comprensión que la arrogancia y la soberbia no pueden estar nunca sobre la lógica.

Según los científicos, el coronavirus se le adelantó a la próxima pandemia, que es la crisis climática. La diversidad en la lucha contra el cambio climático debe ser una prioridad del mundo desarrollado y subdesarrollados, y no una víctima de esta crisis. Los líderes políticos no deben dejar esto en manos de intereses económicos.

El cambio climático en el mundo de la sociedad científica no podrá decir que no estaba avisada, los actuales resultados son tangibles en sus estudios o investigaciones, desde ya las exigencias deben ser aceptadas por muy radicales que sean para hacer frente a la otra gran emergencia por venir, la climática.

Tomando como referente algunos análisis vinculados al tema: “La pandemia afectará desde la forma en que trabajamos y ganamos dinero hasta el funcionamiento de industrias y comercios; desde el significado del tiempo libre hasta el tipo de vivienda que vamos a preferir; desde la discusión de un salario universal hasta el tipo de organización gubernamental. Se va a acelerar la revolución científica y tecnológica que estamos atravesando. Habrá que repensar las ideologías y las organizaciones de gobierno.

Habrá que determinar si vamos a un tipo de sociedad más participativa o una más autoritaria. Y si este cambio puede hacer frente con éxito a la más grave consecuencia de la globalización: la acumulación extraordinaria de riqueza en unas muy pocas manos”.

Marcos Hernández López / Presidente de Hercon Consultores
Correo: herná[email protected]
Síguenos en Twitter: @Hercon44 / @Herconsultores

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

VALORA ESTE ARTICULO
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
( 0 votos, promedio: 0,00 de 5 )
Cargando...

LO QUE ES TENDENCIA

Solórzano advierte que quieren enviar a presos políticos a cárceles comunes

La diputada de la Asamblea Nacional electa en 2015, Delsa Solórzano, advirtió este martes que la Administración de Nicolás Maduro ordenó el traslado de...

Dónde, cuándo y cómo podrás ver el eclipse de la "superluna" o "luna de sangre"

El portal Space reseña que, en la noche del 25 al 27 de mayo, los observadores en Oceanía, Hawái, el este de Asia y...

Leonardo DiCaprio donará 43 millones de dólares para restaurar las Islas Galápagos

Leonardo DiCaprio ha anunciado una promesa de $ 43 millones (£ 30,4 millones) para promulgar amplias operaciones de conservación en las Islas Galápagos, con...

Kim Jong-un prohíbe los jeans ajustados por temor a que esa moda pueda derrocarlo

Según los informes, el dictador norcoreano Kim Jong-un ha prohibido los jeans ajustados y los peinados mullets en sus últimos esfuerzos por mantener a...

Sujeto secuestró a sus hijas y habría cruzado el Atlántico en un barco para alejarlas de su madre

Las niñas desaparecieron hace 20 días; en entrevista con Infobae, Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos, explicó que una de las hipótesis plantea si...

Artículos Relacionados

Y saldrán corriendo…

Por Orlando Viera-BlancoMe gustó el ensayo del padre Luis Ugalde: En Isnotú no hay médico. El desprendimiento no es un valor sólo espiritual. También lo...

Frente Azul 

Por Manuel CarrilloNuestra frontera de áreas marítimas y submarinas se encuentran absolutamente definidas. Mar y océanos a la vez, que fortuna. Dentro de las...

Del Toki-Eder

Por Luis BarragánDiez años atrás, llegamos al parlamento con el propósito de trabajar por la reforma de las leyes militares, pero fuimos destinados reglamentariamente...

Ética, estrategia y elecciones

Por César Pérez VivasEl debate existente en el país respecto de la celebración de elecciones regionales y locales en el presente año, la proximidad...