El populismo Vs. las encuestas

Foto: Caraota Digital

Marcos Hernández López

CEO Hercon Consultores

 

El concepto de populismo es tan complejo que los especialistas del tema lo han visto
como una especie de nacionalismo cuyo rasgo distintivo es la equiparación del
país con el pueblo, pareciendo este último al universo social integrado por la
gente.

El nacionalismo inducido por el gobierno agota sus esfuerzos en dar la
sensación de unión con el pueblo, teniendo como los protagonistas a los
excluidos, es decir en nombre de estas personas es que Maduro se erige en su
imaginación como el defensor de los intereses nacionales frente a la supuesta
agresión e inevitable invasión del imperio y sus aliados.

Cuando Hugo Chávez tomó el poder hace 20 años, promovió un populismo de izquierda que parecía estar concebido para salvar la democracia venezolana. Por el contrario, provoco la
implosión del modelo democrático desde el primer momento que el Tribunal
Supremo de Justicia (TSJ) se apropio de las funciones Asamblea Nacional.

En Venezuela nos encontramos ante un sistema político de naturaleza
dictatorial porque no hay equilibrio de poderes ni obstáculos a la voluntad del
madurismo, incluso pueda organizar eventos electorales con ciertas “reglas
democráticas” mientras las gane.

El futuro de Venezuela es una advertencia: el populismo es un camino que, al principio se aceptaba atreves de sus misiones como acciones de buena voluntad y justicia social hacia los desposeídos, con sustancia redentora.

Sin embargo, cuando se analiza y se hace la comprensión hasta su conclusión lógica, esta práctica provoco que la democracia se cuestionara e inclusive se convirtió en autoritarismo. Nuestro país es el peor ejemplo del resultado de un gobierno / régimen populista, en el que las instituciones Estado se han debilitado tanto que el crimen y la tortura está libertino, la corrupción es casi generalizada y la calidad de vida ha colapsado. “La lógica del personalismo hace que los políticos populistas extiendan sus poderes y discrecionalidad”, Weyland.

El populismo podría resumirse en pocas palabras como: “decirle al pueblo lo que el
pueblo quiere escuchar, independientemente de la realidad objetiva”.

En este sentido, todo político es un populista. De lo contrario no tendría esperanza de ganar
ninguna elección. Cualquier duda al respecto de esta última afirmación puede ser
aclarada proyectándole una mirada a las promesas que hacen en los momentos
históricos electorales los candidatos presidenciales, gobernadores, alcaldes,
diputados hasta concejales.

Pero, no crea que el populismo sea una característica nueva en el sistema político venezolano, es en cambio una consecuencia inevitable de las democracias. Ahora bien, las misiones, los bonos, los CLAP y carnet de la patria son prácticas populistas que buscan el apoyo popular para potenciar a la gestión de Maduro articulado al control social, además, gasolina y electricidad
gratis, el Metro prácticamente gratis. Miseria del populismo.

Las encuestas revelan que el populismo salvaje de Maduro no auxilia con sus
efectos las estrategias deseadas, como la compra de conciencia en la mayoría de
los venezolanos, así lo confiesa las encuestas, en este caso el estudio de Hercon,
el estudio telefónico fue realizado sobre una base es de 800 personas mayores de
edad e inscritas en el Consejo Nacional Electoral; la fecha de la recolección de
datos fue entre el 18 y 22 de noviembre en todo el país.

El nivel de confianza de la encuesta es de 90%. Según la encuesta, 72.7% de los consultados está “dispuesto a seguir protestando” contra la crisis económica; mientras que el 13.5%
dijo que sus razones son contra la crisis social y 9.6% contra la crisis política.

Cabe destacar que estos resultados fueron recogidos luego de la convocatoria del
pasado 16 noviembre, realizada por el Presidente (e) de Venezuela, Juan Guaidó.

Revela el estudio de Hercon Consultores que ocho de cada 10 venezolanos
manifestó que existen “muchas razones” para haber salido a protestar el 16N.

Maduro, es responsable. De las 800 personas consultadas, 70.8% señala a
Nicolás Maduro como el responsable de la crisis que se vive en Venezuela;
9.8% dice que es el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV); y 7.2%
habla de las sanciones. Ahora bien, a la pregunta de ¿quién hace más daño a la
economía?, 81.2% dijo que Maduro siga en el poder; mientras que 13.0%
respondió que las sanciones. Ante esta situación;  57.6% de los encuestados
dijo que “confía más” en Juan Guaidó para resolver la crisis; y sólo u18.2% en Maduro.

Mientras que el 24.2% restante, prefirió no responder. Queda evidenciado
que las encuestas tienen una mirada muy particular ante las insuficiencias que
tiene en sus efectos ante el pueblo el populismo de Maduro.

Correo: herná[email protected]
Síguenos en Twitter: @Hercon44 / @Herconsultores

¿Invertir en Venezuela es una locura?

Al Caracas lo dejaron en el terreno y sigue en el sótano de la LVBP