Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

La visita de Bachelet desenmascara el carácter fascista de Maduro

Es la primera vez que una funcionaria de alto rango en el sistema de Naciones Unidas llega al país, dada la catástrofe social y política que vivimos. Se trata de la alta comisionada de los derechos humanos, la expresidenta de Chile, Michelle Bachelet.

Pienso que su sola visita es un reconocimiento a la lucha que todos los venezolanos hemos librado contra la tiranía de Chávez y ahora de Maduro.  Años de ir instalando en el mundo entero un discurso que visibilice la tragedia venezolana, logra su espacio en la ONU: el discurso de los derechos humanos.

Ya el régimen usurpador no puede competir con la narrativa que hemos logrado instalar: Maduro preside un Estado fallido que se caracteriza por violar los derechos humanos de la población venezolana.

La alta comisionada desenmascaró la mentira oficialista que ha querido tapar su sistemática violación de los derechos humanos con un discurso que incita al odio y al resentimiento social, achacándole a la oposición la causa de la hiperinflación, la violación de los derechos de participación política y la promoción de la guerra económica. Maduro nunca reconoció la emergencia humanitaria y ahora la expresidenta Bachelet puso de manifiesto su preocupación por el estado de la salud, la dificultad para comer que tienen los empleados públicos dado la destrucción de los sueldos del funcionario público y del trabajador venezolano. Reconoció que en Venezuela se encarcela por motivos políticos y de conciencia cuando le exige al régimen que libere a los que están presos por esas razones. Deja dos funcionarios de su oficina para monitorear la situación de los derechos humanos. Es muy importante porque tendrán sus prerrogativas diplomáticas para escuchar a todos los que podamos alimentar con más información el desarrollo de los acontecimientos en materia de garantía, respeto y promoción de los derechos humanos.

Es una especie de intervención al régimen usurpador que no concita afectos ni respetos en la comunidad internacional, entre otras razones porque su concepción reduccionista en la conceptualización de los derechos humanos lo lleva a codearse con actores no estatales pero de carácter transnacional que tienen invadidas las fronteras, penetrado el aparato financiero del Estado y corroído el sistema judicial que obviamente pone en peligro la paz de America. El poder de penetración de esos actores en el estado delincuencial de la usurpación es un riesgo para la paz y la seguridad hemisférica multidimensional.

Más allá de que haya visitado al usurpador, lo importante es que en el ejercicio de sus funciones tuvo que taparse la nariz para reunirse con los maestros de la manipulación y la mentira. ¡La ofensiva internacional va cumpliendo su timing, y estoy seguro de que la usurpación cesará para que surja un gobierno de transición y elecciones libres!

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados