¡Con solo tocarse no basta! Mes de concientización de la lucha contra el cáncer de mama

El pasado lunes 19 de Octubre se celebró el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de
Mama, un día en que se llama a la sensibilización de esta enfermedad y donde las
diferentes fundaciones son apoyadas por empresas y personas de la sociedad para poder
ayudar a todas aquellas mujeres que no tienen posibilidades de costear un tratamiento.

Pero ¿Qué es el Cáncer de mama? El cáncer de mama es una enfermedad que se produce
por alteración de las células, donde ocurre una multiplicación celular no controlada del
tejido de la glándula mamaria y cuando este invade los tejidos vecinos y a órganos
alejados, es cuando hablamos de cáncer de mama metastásico. Existiendo diferentes tipos
de cáncer de mama, que dependiendo de su origen pueden ser agresivos o no, en cuanto
a su comportamiento y evolución.

Esta constituye la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres, se estima que el
riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es de aproximadamente de 1 de
cada 8 mujeres, el mayor número del total de diagnóstico se encuentra entre los 45 a 65
años de edad, no obstante, se puede presentar en edades más tempranas. Además se
puede presentar en los hombres en un 3 % de los casos.

Existen factores que pueden favorecer su aparición, unos van a depender de cada persona
llamados factores de riesgo modificables y otros conocidos como factores de riesgo no
modificables.

Dentro de los factores de riesgo modificables y que cobran importancia en un 70 a 80 %
de los casos tenemos:

  • No abusar del alcohol, la Sociedad Americana de Cáncer refiere que dos copas de
    alcohol todos los días puede aumentar el riesgo de padecer de cáncer.
  • No fumar, se sabe que el tabaquismo tiene un efecto negativo en nuestro cuerpo
    no solo en los pulmones.
  • Los embarazos y la lactancia materna han demostrado disminuir el riesgo, dando
    una cierta protección a la mama.
  • Evitar el sobrepeso y la obesidad, ya que esto puede permitir una elevación de los
    estrógenos ocasionar un desbalance hormonal y de esta forma aumentar el riesgo.
  • La actividad física, la Sociedad Americana de Cáncer refiere que para que tenga un
    efecto protector sobre las mamas se debería de hacer mas de 300 minutos de
    ejercicio en la semana, ya que tiene un efecto antiinflamatorio importante.
  • La alimentación saludable, no comida procesada o comida chatarra, que tengas sus
    tres nutrientes proteínas, grasa e hidratos de carbono en la proporción adecuada,
    además de la ingesta de frutas.
Lea también  Tambor Urbano celebra 32 años con la parranda “La Morena”

Dentro de los factores de riesgo no modificables o que no puedes cambiar:

  • Menarquia temprana antes de los 12 años o menopausia tardía luego de los 55
    años.
  • El envejecimiento.
  • Heredar ciertos cambios genéticos como la mutación de los genes BRCA1 y BRCA2
  • Antecedente familiar de primer grado ( madre, hermana o hija).
  • Tejido mamario denso o que tenga antecedentes de lesiones proliferativas.
    Los factores modificables o que dependen de ti es muy importante tenerlos en cuenta
    para la prevención del cáncer de mama y de esta manera disminuirlos, recuerda que
    presentar estos factores de riesgo no significa que vas a sufrir de cáncer, sino que va a
    existir una posibilidad de que este ocurra, por supuesto en la medida que sumes factores esto aumenta el riesgo de padecerlo.

Así mismo, también debes tomar en cuenta que esta enfermedad si se diagnostica a
tiempo puede ser curable, por lo tanto tienes en tus manos el tocarte que te lleva a conocer tu mama y a identificar si algo no esta bien, pero no solo con tocarse basta ( esta
debe realizarse justo después de la menstruación), por lo que también debes acudir a las
consultas anuales con tu ginecólogo o mastólogo y realizarte tu ecografía y mamografía
entre los 35 a 40 años de edad, de igual forma después de la menstruación y una vez que
te lo hagas debes continuar con estos estudios anual.

Cuídate y ayúdanos a cuidar, muchas de los factores que cobran gran importancia para
evitar el cáncer de mama están en tus manos, los factores genéticos son solo causa en un
10% de los casos.