El amor traspasa barreras

Foto: Caraota Digital

Marian Valero

Periodista

 

Últimamente me he encontrado con personas que están pasando por el duelo o dolor de la pérdida de una mascota, ya sea porque el ciclo de vida ha cerrado o porque se extravió, en ambos casos, el corazón se arruga, las lágrimas sobresalen y el alma se resquebraja.

Muchos dueños de mascotas, cuando estas se extravían, lo rastrean por largas
horas, días, meses e incluso años, y tras ver infructuosa su búsqueda, pierden la
esperanza del reencuentro, pero hay casos insólitos , emotivas historias de
mascotas que regresaron a sus dueños y que son grandes ejemplos de amor y
fidelidad.

1. El loro Nigel
Nigel, el loro de Darren Polluelo, un británico residente de California, voló lejos
de casa un día y tras 4 años ausente, volvió al hogar. Lo curioso del caso es que
el loro ahora hablaba español. La noticia se corrió y Darren descubrió que el loro
había estado esos 4 años con Rubén Hernández, un anciano de 86 años que tras
la muerte de su esposa encontró en el ave una buena compañía. Conmovido por
la historia, Darren Polluelo regresó el loro al anciano de origen hispano.

 

2. El perro Corky
En 2009, Corky escapó del patio trasero de la casa de la familia Montez. 7 años
después, trabajadores del control de animales rescataron a dos perros de la calle
y uno de ellos tenía un chip que lo identificaba como Corky. La familia Montez,
agradecida por el hallazgo, se quedó con los dos caninos.

 

3. El gato Charlie
Charlie era muy callejero, pero siempre ingresaba al hogar a la hora de la cena.
Un día de 2006 no retornó y los miembros de la familia Haigh lo buscaron por
largo tiempo, hasta que desistieron, dándolo por perdido. En 2012, los Haigh ya no
vivían en el mismo barrio, pero en una pasada casual por su antiguo vecindario,
quedaron sorprendidos al ver a  Charlie  en la calle.

 

4. La tortuga Manuela
Esta increíble tortuga desapareció después de que la familia Almeida hiciera
trabajos de renovación en su hogar. 30 años después apareció en el cuarto donde
el Sr. Almeida guardaba los trastos inservibles. El veterinario revisó a Manuela y
concluyó que solo pudo haber sobrevivido alimentándose de insectos.

 

 

5. El caballo Opie
Era el año 2002 en San Antonio, Texas, cuando un ladrón cortó la cerca del
prado donde se encontraba Opie y se perdió con el caballo. La dueña de
Opie, Michelle Pool, puso la denuncia y se publicaron fotos del caballo, pero
empezaron a pasar los años sin noticias y Michelle se resignó a la pérdida. 10
años después, una mujer que compraba un caballo para su hija vio un ejemplar
que le resultó muy parecido al caballo robado, el cual tenía marcas distintivas muy
particulares. Puso la denuncia y Opie retornó a sus viejas querencias.

 

6. El gato Willow
Willow escapó de su casa de Colorado en 2006 y tras el paso del tiempo, sus
dueños pensaron que quizá había sido devorado por algún depredador de
las Montañas Rocosas. 5 años después, un gato callejero deambulaba por
las calles de Manhattan, a 1600 Km de distancia. Un veterinario lo recogió y al
escanear su chip encontró su procedencia. Todavía no se sabe cómo  Willow  llegó
a la Gran Manzana.”

Después de leer estas historias, repetimos la frase: “la realidad supera a la
ficción”.

 

Pero lo más importante es que nunca dejes de buscar a tu mascota extraviada,
seguro que ella jamás dejaría de hacerlo.

Instagram: @MarianValeroOficial

Will Smith mostró en redes sociales el resultado de su intervención quirúrgica

Cedice: Llevar gallinas a las escuelas no resolverá la crisis humanitaria