Herramientas emocionales para mantenernos a flote

Foto: Caraota Digital

Las crisis son momentos complicados, llenos de dificultades, que en la mayoría de los casos dan lugar a grandes cambios en diversos aspectos de nuestra vida.

Casi siempre, dichas crisis vienen condimentadas de sentimientos y emociones negativas, entre otras: el miedo, la ansiedad, la incertidumbre, la tristeza, etc., que tienden a generar malestar mental pero también trastornos orgánicos.

Ante estos posibles daños, es imperante que busquemos las herramientas para sobreponernos a esas emociones y para mí una sumamente poderosa es formar parte de grupos de amigos o profesionales que puedan constituir una red de apoyo para sobreponernos a la vulnerabilidad espiritual.

La crisis sanitaria que atravesamos a nivel mundial debido al Covid-19, más nuestra lamentable y particular crisis venezolana, si no las abordamos con el apoyo social y racional de “otros”, pueden significarnos consecuencias negativas en lo psicológico como, por ejemplo: la depresión, ataques de pánico, frustración, trastocando así nuestro bienestar emocional y salud física.

Por ello, durante todo este tiempo de confinamiento he buscado brindarles constantes #InstagramLive, en mi IG @ATuSalud junto a expertos que nos puedan guiar y dar herramientas que nos fortalezcan mentalmente. 

Aceptar nuestra vulnerabilidad…

En ocasiones, pensamos que mostrar nuestras emociones o preocupaciones a los demás puede ser un signo de debilidad, sin estimar que todos somos absolutamente vulnerables y que, por el contrario, en equipo, unidos y siendo empáticos, podemos ayudarnos para superar los escollos mentales.

El peor error que podemos cometer es, cargar solos con nuestras inquietudes diarias y además evadirlas permanentemente a través del trabajo o del ocio, que además por el encierro sanitario, este último, ya no es una opción válida, digo, el divertirnos como lo hacíamos antes. 

¿Qué pasa cuando no contamos con esas vías de escape? 

Seguramente, estarás atravesando una sensación de pérdida de control que te provoca estrés, ansiedad, pensamientos negativos o miedo, entre algunas distorsiones que ya nos tienen asfixiados.

Lastimosamente, son muchos los que, debido a este estado de paralización económica, han sido obligadas a tomar vacaciones forzadas o han sido despedidos temporalmente, esta situación implica un cambio grande y drástico en el estilo de vida de cada quien, puesto que son numerosas las horas “vacías” que ahora tienen por delante más la angustia de no percibir ingresos.

Adicionalmente, enfrentamos la soledad, porque una de las medidas adoptadas para combatir el coronavirus es el aislamiento en casa y ese encierro temporal, sumado a otras prohibiciones que limitan la vida social, tal y como la conocíamos, pueden ser nocivos si no se gestionan adecuadamente.

Entonces, este el momento en el cual es “urgente” apoyarnos entre todos. Así que, cuanto antes, busca ayuda, ya sea de la mano de un especialista o con grupos que se unen para socorrerse.

¿Por qué?  Porque el apoyo social nos enseña que formamos parte de una sociedad en la cual las personas se preocupan por nosotros y que contamos con ayuda que nos facilita nuestro bienestar.

Este apoyo se basa en las muestras de afecto, la empatía, la escucha activa, la aceptación, etc. A muchos les parecerá cursi, pero el AFECTO ES UNA NECESIDAD BASICA.

Importancia del apoyo emocional…

La distancia física no implica distancia emocional y aún distanciados, podemos estar más unidos que nunca.

La mayoría, estamos acostumbrados a vivir con nuestras familias, parejas, amigos o compañeros de casa, sin embargo, no estamos adaptados a pasar con ellos las 24 horas del día durante varias semanas.

Debemos entonces, aprender a convivir de una nueva manera y, además también apoyarnos en ellos.

Estoy segura y lo digo por mí, que tenemos que aprender a expresarles nuestros miedos o angustias, de una forma humana y compasiva.

Y cuidado, también ese bastón o sustento, puede ser alguien que está lejos geográficamente.

Contamos con avances en tecnología que nos permiten hablar con personas a miles de kilómetros, verlos, escucharlos y compartir momentos en tiempo real.

Un simple mensaje, una foto o una breve llamada puede cambiar de manera considerable el día de una persona en esos momentos de soledad o desesperanza.

Trabajar la empatía…

No sólo debemos expresarnos nosotros, también debemos estar allí para otros que estén en aprietos. Escuchar a los demás y mirar qué sentimientos hay dentro de ellos nos ayudará a trabajar la empatía. 

Por otra parte, es importante expresar no solo tus emociones negativas, sino también las positivas.

Compartir las emociones buenas, tiene beneficios en diferentes aspectos; a nivel fisiológico fortalece nuestro sistema inmune; y a nivel psicológico fortalece los vínculos y las relaciones interpersonales.

Para finalizar y sintetizando, ten en cuenta que las emociones son básicas y necesarias para la vida, son las que nos salvan ante el peligro y las que llenan de intensidad los buenos y gratos momentos.

Expresar cariño, orgullo, alegría o agradecimiento a la otra persona beneficia la autoestima de ambos y el bienestar de todos.

Sentirnos queridos y apoyados nos da energía y fuerza para enfrentar aquellos momentos de miedo, pero el dar esto a otros, también nos llenará de momentos memorables.

Así que, en lugar de esconderlas, compartamos nuestras emociones.

REDES:

Instagram: @ATuSalud

YouTube: /ATuSaludMLG

Facebook: ATuSaludEnLinea

Twitter: ATuSaludEnLinea

Importante - Cámara de Caracas se pronunció ante notificaciones entregadas por PDVSA

Importante - Cámara de Caracas se pronunció ante notificaciones entregadas por PDVSA

Justicia británica reconoce a Guaidó como presidente y puede acceder al oro venezolano

"El régimen tortura porque persiste el descontento en la FAN": Guaidó recordó asesinato de Acosta Arévalo