«Lázaro, levántate y anda», mis crónicas del futuro

Foto: Caraota Digital

Juymar García

Periodista

En el andar de la gente, en el día a día ocurren tantas cosas, mucho más si
están en Venezuela. Esa constante incertidumbre, ese reiterativo
pensamiento de qué pasará mañana. El futuro es lo más incierto que
tenemos en nuestras manos, todos, sin excepción hemos pasado momentos
muy complicados.

Quizás unos en mayor proporción que otros, algunos quizás no hayan sentido
jamás ese temor al qué pasará mañana.

En esa constante búsqueda de saber, o al menos tener una idea de ese
mañana, tratando de salir de una serie de traumas y experiencias fuertes, he
conocido, Códigos Sagrados, Hoponopono, meditación, música para relajarse,
también he conectado con los ángeles y por supuesto he visto horóscopos.

Es que los venezolanos somos así, aunque les de vergüenza reconocerlo, nos
encanta eso del horóscopo. Recuerdo que nadie pelaba las predicciones de
los astrólogos, las que publicaban en las revistas de la prensa del domingo,
casi todos están fuera del país, pocos son los que se atreven a dejar sus
proyecciones de qué va a suceder mañana.

Sin embargo, yo no sufro de eso, no me da vergüenza reconocer que he
optado por todos los caminos de luz posibles para conseguir sosiego, paz,
oración y buena vibra.

En esa búsqueda que me caracteriza como periodista bien curiosa, encontré
un horóscopo en un canal de YouTube que me llamó la atención, sin querer
queriendo le di a me gusta, me suscribí y aunque la voz era la de una
máquina, me gustaba como enfocaba las predicciones usando las cartas del
Tarot.

Día tras día lo escuchaba, hasta que de repente la voz de la maquina cambió,
se transformó en una voz muy dulce, que daba una paz increíble y allí me
quedé de fanática, ya cuento casi dos años visitándolo diariamente y aunque
quizás no fui de sus primeras seguidoras. Celebré hace poco que este AstroYouTuber venezolano cumplió dos años al aire, dejando sus predicciones.

 

Trabajo arduo y mucha mística

Solo bastó un comentario de felicitación y agradecimiento para que de
inmediato lo contestara, amable, dulce como lo esperaba y se produjera el
milagro de una conexión que quizás venga de otras vidas, como si la amistad
entre ambos era de siempre.

No tiene rostro para sus seguidores, ni aún para mí, se hace llamar Lázaro,
cuenta con más de doscientos mil suscriptores, con un número de visitas
entre 80 y cien mil diarias. Además ya espera su primer disco de YouTube y
sus analíticas son envidiables en esta red que cada día es más exigente por
sus algoritmos y tiempo de exposición.

Me cuenta que sufre las fallas de internet, describe como “un desafío lograr
mantener al día su canal”, sufre las mismas penurias eléctricas que todos
experimentamos y se apoya con su teléfono para lograr evadirlas.
Pero vamos a conocer a Lázaro ese que cada día dice inicia sus predicciones
llamándolos “Querido amigo”.

 

¿Por qué Lázaro?
L: El nombre surgió el pleno proceso, luego de un par de meses de haber
creado el canal, pues estaba en una gran encrucijada entre seguir
dedicándome a lo que hacía por aquel entonces a nivel profesional o
dedicarme por completo al horóscopo. Era un riesgo tremendo porque
pasaba del trabajo formal, de un salario, de salir como cualquier venezolano
a hacer maromas por manejarse ante la crisis económica para quedarme en
casa, trabajar en pijamas y decirles a todos: “Ahora soy YouTuber, aquí está
mi futuro, no sé cómo, ni cuando, pero si el universo quiere que esté aquí,
entonces todo va a conspirar para que así sea”. Y así pasó, así nació Lázaro
porque implicó un renacimiento para mí, un levantarse y andar, una
resurrección personal. Y siempre lo pienso, no soy el único venezolano que
pasó por un proceso parecido. Están por todo el mundo, resilientes,
decididos a no permitir que sea nuestro entorno actual el que determine nuestros destinos. Yo me considero uno más, pero con la gran fortuna de no tener que dejar mi país, al menos no por los momentos.

¿De dónde nació la idea de hacer un taróscopo?

L: En realidad todo comenzó como la mayoría de las cosas que nos cambian
la vida, como un juego, casi sin darme cuenta porque yo tenía dos cosas
claras en ese momento. Por una parte, quería comunicar, quería expresarme
con la gente, decir algo que tuviera valor para los demás, pero al mismo
tiempo pasaba por un momento de reencontrarme espiritualmente, de
confiar en que existen señales que guardan un potencial, una posibilidad de
conectar con la voz de nuestro ser interior, del alma, del subconsciente, de
esa fuerza que nos impulsa casi a ciegas hacia nuestro destino. Y así nace el
horóscopo diario del Tarot, un mensaje, una señal de las cartas para cada
personaje del zodíaco. Fíjate que Osho definía a su Tarot como una especie
de juego de posibilidades, lo cual honestamente, me parece una idea tan
sencilla como maravillosa. Así comencé a jugar con mis cartas, así también
comenzó a llegar la gente, los suscriptores, personas que buscaban esas
señales que le dieron vida a este proyecto cuya meta era llegar a mil
suscriptores y ahora son más de doscientos mil. Lo más sublime es que tales
espectadores provienen desde sitios tan distantes como Indonesia o Noruega
hasta gente de aquí, de mi Venezuela, y aun así, más allá de las barreras
culturales, vivimos historias muy similares

¿Qué es lo que más te preguntan los suscriptores?
L: Diría que la mayoría de las preguntas guardan relación con la energía que
mueve la mundo, con el amor, bien sea porque estén intentando superar
alguna separación o en proceso de comenzar un romance, lo cual me parece
hermoso porque últimamente he conectado con personas quienes afirman
que, poco a poco, el horóscopo les fue ayudando a sanar alguna herida o
atreverse a actuar con aquella persona a quien quieren. Luego están las
preguntas relacionadas con la familia, con personas a la distancia, con el dinero o con el trabajo, aunque más allá de las interrogantes, más allá de las necesidades, suele predominar un gran sentimiento… y es que al menos un pequeño fragmento del horóscopo les aporta esa señal que les permite seguir asumiendo algún desafío de su presente para proyectarse hacia el
futuro. Es como si estuviésemos caminando juntos por el mismo sendero y
cada día damos un paso más hacia adelante.

La pregunta obligatoria es qué vislumbra Lázaro para Venezuela, ¿vamos a
superar esta crisis pronto?
L: Yo siento que sí, sobre todo por los eclipses que se dieron a principios de
año, específicamente en enero (lo recuerdas?) los cuales marcaron eventos
importantes tanto a nivel social como político en el país. Cabe además
mencionar que estos van de la mano con otros eclipses que vienen y que
representan una gran transformación en las estructuras del poder. Ahora,
dicho cambio no necesariamente representaría el final de la crisis o un
cambio en el poder (también puede ser interno), pero vaya que hay
posibilidades de que el destino dé un giro interesante, al menos brinda una
oportunidad a quienes quieran ser energía de cambio. Una de las cosas que
me gustan de los eclipses es que generalmente marcan grandes comienzos o
finales (es lo mismo)… Indiscutiblemente todos para mejor. Habrá que
esperar y ver si éstos van de la mano con el sentimiento, con las energías de
un país.

Si te pidiera un hechizo sencillo, no buscar los ojos del caimán del Orinoco o
un pelo de gato rojo -jajaja!!!- para cada signo, o algún talismán que
deberían llevar siempre para atraer la buena suerte, te atreverías a
mencionar algo novedoso que no ya no se haya leído en tantos portales.
Esto es un tema que siempre me ha gustado abordar con sencillez, de la
mano con nuestra cotidianidad, con objetos que tienen poder y que están a
nuestro alcance.

L: Aquí mis recomendaciones para cada signo.
Aries: Un regalo de un gran amor.
Tauro: Dinero de más en el monedero.
Géminis: Una prenda perteneciente a ese ser querido a quien ama tanto.
Cáncer: Esa fotografía que te tomaste cuando te sentías tan grande.
Leo: Mandala o símbolo que guarde relación con el creador (que le recuerde
que existe una fuerza divina que le acompaña).
Virgo: Lápiz y papel.
Libra: Joya o accesorio (preferiblemente de metal) con el cuál haya triunfado
en el pasado.
Escorpio: Un perfume para cautivar.
Sagitario: Una fotografía familiar, una que le recuerde de dónde viene.
Capricornio: No se trataría de un objeto, sino más bien de la compañía de
aquella persona que jamás le falla.
Acuario: Una playlist con la música que le inspira.
Piscis: Un libro de crecimiento personal.
Eres periodista de profesión, ¿por qué no ejercer en medios, o hacer un
programa de astrología?
L: La verdad es que éste es un camino que apenas comienzo, uno que me
gusta tanto que no me atrevo a preguntarle a las cartas sobre su futuro y
simplemente permito que fluya en receptividad… Llegada la oportunidad,
difícilmente le diga que no.

Ya se acerca el último mercurio retrogrado de este año, qué va a significar
tan cerca de navidad para Venezuela este fenómeno y ¿qué es en realidad
mercurio retrógrado?
L: Te comento que yo no soy precisamente un gran detractor de Mercurio
Retrógrado, de hecho, es una cuestión de percepción ya que se trata de una
ilusión óptica que se presenta cuando nuestro planeta alcanza la órbita de
dicho planeta. Ahora, casualidad? No lo creo, más bien lo veo como el
momento ideal para replantearse en algunas cosas, para conectar con
nuestro entorno de manera distinta. Ciertamente algunas cosas se atrasan o
surgen complicaciones que nos invitan a ser mucho más detallistas. ¿Esto es
negativo? Para nada, pienso más bien que cuando culmine este período,
vamos a tener los pies bien puestos sobre la tierra, listos para encaminarnos
con mayor seguridad y estabilidad a las navidades.

¿Cómo se pueden conectar mis lectores con tus redes?, ¿haces algún tipo de
consulta en privado usando las herramientas virtuales?
L: Quizá lo que más me gusta de mi trabajo se encuentra en la conexión con
mi comunidad de YouTube. Yo soy de aquellos que hacen lo posible por
contestar, por buscar esa conexión, esa cotidianidad. Ahora, cuando se
requiere de una consulta más profunda, entonces utilizo la plataforma de
Patreon para ello. A partir de entonces, comenzamos un vínculo
extraordinario por WhatsApp, uno en el que consultamos cada ámbito del
individuo, exploramos posibilidades, energías, conexiones importantes, y por
supuesto, comienza también una gran amistad.

Para mis lectores, y seguidores de las redes sociales en especial para
quienes desde 2016 me leen desde Caraota Digital, puedes dejar un
mensaje de esa videncia que ofreces en tu canal.
L: Todo en esta vida está conectado, está compuesto por una energía única y
divina que nos une, que nos guía, que nos envía señales constantemente,
pero que definitivamente no escribe nuestros destinos… En mis horóscopos
encontrarás varias señales que puedes aceptar o rechazar, pues tú eres el
gran responsable, el autor, el protagonista de tu historia personal. Si te unes a este viaje que emprendo en mis videncias, lo peor puede pasar (no sé si cabe usar esta expresión) que es que te atrevas a sacarle provecho a un universo que espera por ti.

Las redes sociales han empoderado las comunicaciones humanas, no hay
barreras ni ruidos, somos distintos desde que la globalización nos absorbió,
nos une esa gran telaraña que una vez llamaron web y que sin duda alguna
amplia nuestro mundo, nos hace descubrir el universo, cosas que jamás
pensamos que haríamos y que hoy pueden aportar la paz y la tranquilidad
que muchos buscamos.

No solo casos como el de Lázaro con sus consejos astrológicos, también las
recomendaciones de especialistas como psiquiatras, nutricionistas, médicos,
en fin un mundo escondido detrás de pantallas pequeñas o granes y que hace
de cada seguidor, usuario, suscriptor o amigo de las redes un universo muy
grande que no permite que se sienta la soledad cuando estamos necesitados
de esa mano amiga que quizás ya no se encuentra con facilidad.
Gracias Lázaro!!!.

La expresión de Jesús «Levántate y anda», que en realidad aparece en otro milagro referido en los
evangelios sinópticos (Mateo 9:5, Marcos 2:9 y Lucas 5:23)

Reportan incendio en terraza de hotel Tamanaco Intercontinental

enrique iglesias

Enrique Iglesias bailó con su hija Lucy y se volvió viral (vídeo)