Lo esencial de la salud mental

Cuidados personales para superar el COVID-19 en casa
Foto: Caraota Digital

Por María Laura García

Este sábado 10 de octubre se celebró el día mundial de la salud mental y en estos tiempos, más que nunca, debe ser motivo de nuestra atención, porque esta nueva forma de vivir impuesta por la pandemia, genera una crisis sanitaria, a nivel mental ¿Por qué? Por el incremento de la depresión, los suicidios, la ansiedad, los ataques de pánico, la violencia intrafamiliar, el abuso de sustancias y las adicciones.

Todos generalmente estamos claros en que un cuerpo saludable puede mantenernos libres, por más tiempo, de ciertas enfermedades, como afecciones cardíacas y diabetes, más garantizarte cierta independencia en la vejez. Pero pocos tienen presente que la salud mental es indispensable para hablar de bienestar y salud física.

La salud mental implica mantener una aptitud mental y una salud emocional en plena forma lo cual hace mandatorio que pongamos en práctica 3 hábitos: ir más despacio (mindfulness), liberar tensiones, estimular la memoria floja, mantener conectados el cuerpo y la mente.

Por otro lado, el bienestar es un camino de ida y vuelta en el cual, un canal es la mente y el otro, el organismo.  Cuanto uno mejor trata al cuerpo, mejor trata a la mente. La actividad física aumenta el flujo de oxígeno en el cerebro optimizando su bioquímica más el funcionamiento del cuerpo. Además, incrementa la liberación de endorfinas, las hormonas de la felicidad. Por eso, los que están en buena condición física también gozan de agilidad mental.

Los que se ejercitan regularmente tienen una tendencia menor a la depresión y a desarrollar una actitud más positiva ante la vida. La actividad física es una gran herramienta para ganarle al estrés, que tanto enferma.

Ejercicios para la mente: Gimnasia cerebral.

Incorporar ejercicios de destreza mental como un hábito más en nuestra rutina diaria nos permitirá gozar de una mente lúcida y un cuerpo saludable, ahora bien, esto no implica como pudieran estar pensando entrenarse para las Olimpiadas Matemáticas, pero ciertos ejercicios para entrenar la memoria mejoran la “inteligencia fluida”, es decir, la capacidad de razonar y resolver problemas nuevos.

La meditación, al igual que el ejercicio, es bueno para la mente y el cuerpo. Además ayuda a mermar las tendencias depresivas.

Cuando uno se acuesta a dormir, después de una jornada pesada, el cuerpo se relaja. Pero la cabeza no siempre le acompaña, por ello, las herramientas de relajación son convenientes.

Lea también  Recomendaciones para tu salud femenina

A mí me encanta la “visualización”. Yo suelo imaginarme en un lugar paradisiaco o en situaciones alegres, de logro o triunfo. Esta práctica distiende el cuerpo y la mente mediante la estimulación neuronal de la región no predominante del cerebro. Dicha zona, es el área que controla los sentimientos de autoestima y confianza. Cuando te das el chance de pensar en otras cosas que no sean las preocupaciones cotidianas, aumenta la actividad de esa zona cerebral. En pocas palabras, la visualización mejora el bienestar emocional y acalla la mente.

Mantener la mente en forma no es tan difícil como entrenar para una maratón, pero es una buena analogía. Puedes incorporar “ejercicios emocionales” a las muchas actividades que ya realizas, por ejemplo: soñar despierto, ponerle humor a la vida, mantener una actitud positiva, juega juegos (crucigramas, cartas, sudoku, videojuegos de agilidad mental, etc.) aprender cosas nuevas, prueba platos distintos, realiza tus tareas cotidianas de otra forma, toma vías no típicas para ir a lugares habituales, lee más y olvídate de las multitareas, entre muchos otros hábitos.

En las multitareas hago una pausa, porque a lo mejor piensas que esa costumbre te permite hacer más cosas simultáneamente, pero en realidad generan más problemas de los que resuelven. Dedicarse en una sola tarea mejora la concentración y ayuda a ser más productivo.

Según la Asociación de Alzheimer de Venezuela, las investigaciones indican que mantener el cerebro activo aumenta su vitalidad. Hacer cosas nuevas y de formas diversas ayuda a preservar las células y conexiones cerebrales. Incluso, puede producir nuevas células cerebrales. Básicamente, se trata de romper la rutina.

Mi herramienta preferida: la lectura

Más allá de la mecánica, leer ayuda a visualizar el tema escrito y a idear cómo sonarían las voces en un diálogo y eso, a su vez nos puede relajar, llevar a trabaja la imaginación y activar muchísimas áreas del cerebro.

Finalmente…

Los ejercicios mentales no tienen que tomarte mucho tiempo. Dedícales unos minutos todos los días para que te sientas mejor y pienses con más claridad.

REDES:

Instagram: @ATuSalud

YouTube: /ATuSaludconMariaLauraGarcia

Facebook: ATuSaludEnLinea

Twitter: ATuSaludEnLinea