Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

Madre hoy en tu día | Homenaje a las madres venezolanas

“Todo el que tiene una madre vive lleno de bondad, del amor y de la humildad y que de algo está seguro: que no hay corazón más puro que el corazón de una madre”. Ricardo Cepeda, cantautor zuliano.

Por Juymar García

A pocas horas para que se conmemore el día de la madre venezolana, no puedo dejar pasar este momento sin escribir lo que de mi corazón brota.

Esas que hoy están junto a sus hijos librando tantas batallas, las que llenas de esperanzas caminaron a otras tierras, las que salen a trabajar con el temor de volver enfermas, esas que son madre y padre y apenas logran llevar el pan a su casa.

Las que lloran en los hospitales, las que están batallando con enfermedades, las que acarician, las que no lograron tener uno, las que los perdieron en el camino, pero que aman a los de otras…

Madres que llenan sus corazones de angustia cuando salimos, cuando nos hieren, cuando sufrimos, esas que han vivido el desprecio de sus hijos, las que se perdieron en su mente… Todas son madres…

Las que se fueron transformándose en luz, recuerdos y un gran vacío, pero que dejaron sus semillas para que florecieran como las mejores flores en la vida… Todas, ¡todas madres al fin!

Rendir homenaje a las madres debería ser una obligación

Es preciso antes de que llegue ese día, para unos comercial, para otros un día especial y para los que honramos a nuestras madres un día más de amor, de entrega, agradecimiento y respeto; que le gritemos al mundo Gracias Mamá!!!

La madre venezolana lucha en un país duro, inflexible, que la obliga a cargar agua dos veces por semana, si tiene suerte, la madre venezolana camina horas para llegar a su casa porque el sistema metro está averiado, la madre venezolana se enfrenta a largas horas sin luz y pierde los pocos alimentos que su salario le permite tener, la madre venezolana saca de sus necesidades personales el costo de una chupeta o un helado para dárselo a sus hijos.

La madre venezolana es una mujer abnegada, que ya no compra nada para ella, pero trata de superarse y llega hasta lugares inimaginables… esa es la madre de Venezuela, un país que la parió y que sufre y llora junto a ella.

Es preciso evaluar desde las esferas del poder, sea cual sea, el valor de la madre venezolana, no bastarán las palabras bonitas que se esparcirán por las redes el próximo domingo porque ellas viven su hora menguada, y en esos rostros aún cubiertos por cubrebocas, solo dejan ver ojos tristes llenos de impotencia y necesidad.

Cada mujer es una madre y hay que cuidarlas

Desde que el mundo es mundo, hemos encontrado frases como “a la mujer, ni con el pétalo de una rosa” sin embargo, el trabajo “Violencia contra las mujeres: la pandemia invisible” ganador del segundo lugar del premio Walter Reuter -Alemania- bajo la dirección de Maria José Martínez, periodista venezolana, demostró en cifras no oficiales que de las 2,403 muertes violentas 163, fueron venezolanas.

Hemos visto con horror como en los últimos días las redes se han inundado de denuncias, algunas ciertas, otras construidas por inescrupulosas que desean ganar cinco minutos de fama, también vemos con tristeza que muchas mujeres, madres e hijas aún no se atreven a denunciar.

Es propicio el día para que esas mujeres ejerzan su poder en un entorno tan hostil que sigue apaleándolas de mil formas, es propicio el día de la madre para que la voz de la mujer vuelva a ser importante, escuchada y nunca más minimizada por el día a día.

La mujer se debe recuperar y seguir tomando espacios

Quererse a sí mismas, recuperar ese amor propio es el primer paso que impone el tan cacareado “empoderamiento” no el feminismo mal usado para cometer atrocidades, pero sí para rescatar ese valor agregado que tenemos; y es el de dar ejemplo a las nuevas generaciones.

Regalarles a las madres venezolanas es país donde se puedan criar hombres y mujeres valientes, resilientes, respetuosos de sus raíces, capaces de sobrevivir en medio de cualquier adversidad, enseñar a sus hijos que cada moneda cuesta trabajo, que valorar lo que tememos, por poco o mucho que sea; solo se logra con esfuerzo y rescatando la educación perdida.

Hoy tomo el jueves de mi columna como antesala al tan esperado segundo domingo de mayo para agradecer a todas las madres que me leen, porque como lo dijo Andrés Eloy Blanco: “Cuando se tiene un hijo, se tienen todos los hijos de la tierra”.

¡¡¡Feliz día de la madre mamá!!! Gracias por tanto.

¡Feliz día a todas las madres venezolanas!

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados