Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

¿Sabías que puedes padecer de Bartholinitis?

Por la Dra. Carmen Mantellini

Un motivo de consulta relativamente frecuente es al aumento de volumen vulvar, conocido coloquialmente como Bartholino.

La glándula de Bartholino es una de las glándulas de mayor tamaño que contribuyen a la lubricación durante las relaciones sexuales.

Si bien no tiene factores de riesgo conocidos, la inflamación de esta glándula también llamada Bartholinitis, ocurre con alguna frecuencia en mujeres sexualmente activas, bien sea por roce, por infección o por pequeños traumatismos en esa zona. En estas pacientes el orificio de salida de las secreciones de la glándula se obstruye, las secreciones no pueden salir y por ende se van acumulando, se va llenando la glándula y es lo que conocemos como Quiste.

En otras ocasiones se obstruye por infección, se acumulan restos inflamatorios y pus y es lo que conocemos como absceso. Si bien se considera una infección en mujeres sexualmente activas y debemos en ellas siempre descartar infecciones de transmisión sexual, como Chlamydia y N.

Gonorrea en los cultivos de las secreciones se aíslan bacterias de la piel e incluso E. Coli, una bacteria de origen intestinal, que produce igualmente infecciones urinarias. Tanto el quiste como el absceso producen mucho dolor porque el área genital es extremadamente sensible, e incluso limitan la marcha por la zona donde se encuentran.

¿Cómo la tratamos?

Inicialmente lo drenamos en el consultorio para alivio inmediato, pero una vez que se producen, suelen repetirse en el tiempo, y es en estos casos en los que el tratamiento quirúrgico está indicado. Dependiendo de las características de la glándula al momento de la cirugía, esto es, a cuánto esté inflamada, se procede a abrirla, drenar el absceso y dejarla que cicatrice lentamente por segunda intención, también conocido como marsupialización, o bien se extrae completamente como tratamiento definitivo.

No te angusties, tenemos otras glándulas, así que tu lubricación no va a verse afectada. Por último y no menos importante, es de hacer notar que es un problema frecuente de la edad reproductiva, por lo que su aparición en mujeres postmenopáusicas debe ir acompañado de biopsia a la brevedad, a fin de descartar lesiones neoplásicas afortunadamente muy raras.

Siempre es importante que acudas a tus controles al presentar el mínimo síntoma de que algo no está bien.

Si quieres saber más sobre este tema, visita mis redes sociales Instagram y Twitter @dramantellini.

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x