Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors

El Grupo de Lima y la Unión Europea quieren "comerse" la Gran Manzana

Por Jofrana González

Periodista

La Gran Manzana será de las más codiciadas este 3 de junio. Para muchos el fruto prohibido, pero para el Grupo de Lima, el Grupo Internacional de Contacto de la Unión Europea y para los actores políticos, es una oportunidad más de encausar la salida a la crisis socio política que viven los venezolanos.

Nueva York recibirá a los ministros de Exteriores de Canadá, Portugal y representantes de Chile y Perú para explorar e intercambiar opiniones, con visiones opuestas respecto de la salida “democrática y pacífica” que ambos grupos proponen, punto en el que muchos coinciden, pero no se sabe cómo ni con qué se come eso.

Los europeos estrenan nuevo asesor, el excanciller uruguayo Enrique Iglesias, quien además de ser respetado en su suelo, tiene un peso regional por su trayectoria diplomática y por su vasta experiencia en el Banco Interamericano de Desarrollo. Llega para ayudar a la Sra. Francisca Mogherini, que bastante activa se le ha visto por estos lados.

Si de estrenos hablamos, el representante de Portugal también hará su debut, quién sabe si se consiga con su paisano en la ONU, Antonio Guterres, y en el mismo idioma transmitirle algo de lo que recoja entre las reuniones del numeroso Grupo de Lima (bien cercano a la realidad Venezolana) y el tibio grupo de contacto que busca encausar los esfuerzos para el tan encrispador
diálogo.

Noruega, el Vaticano y la reciente reunión del Comando Sur en el Caribe, tampoco se quedan atrás en protagonismo. Oslo acogió a los representantes de Maduro y Guaidó, según este último sin acuerdo aparente.

Pero cabe preguntar si la parada en el Vaticano antes de volver a Caracas fue para hacer confesiones... Lo cierto del entramado de posibilidades para la salida “democrática y pacífica” es que tiene adeptos y detractores, pero la tríada de Guaidó pareciera ser la
posición más clara.

Nueva York puede dejarnos algo claro y es que sabe concentrar opiniones y actores, más allá de la ONU. Pero
también podría no dejarnos nada, más que su característico olor a perros calientes y las humeantes
alcantarillas, siempre dignas de cualquier película.

Esperemos saber si la ópera prima venezolana llega a generar taquilla en Broadway.

ads
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en Línea
Ver todos los comentarios

LO QUE ES TENDENCIA

ads

Artículos Relacionados