Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

El no utilizar métodos anticonceptivos puede dejarte más que una infección

Por el Dr. Ricardo Soto-Rosa

Arlindo Gómez recordaba melancólico su isla de Madeira, ya habían pasado unos cuantos años de su travesía trasatlántica en El Figueiras donde una mañana de julio amaneció en La Guaira.

Su paisano Antonio muy solidario, le vendió una vieja camioneta pickup convertida en frutería ambulante. Arlindo anunciaba su presencia con el clásico triángulo de metal colgado junto a los cambures, haciéndolo sonar con un palito de acero.

Arlindo el frutero, era un responsable padre de familia, su mujer Eulalia le había dado cuatro hijos que a diario lo esperaban en casa.

En su recorrido semanal tenía varias rutas diferentes, los viernes pasaba por Los Eucaliptos, donde siempre atendía elegantes damas de sociedad acompañadas por atractivas empleadas, afanadas en buscar los mejores productos para sus dietas.

Uno de esos días, Arlindo fue seducido por las torneadas piernas de una morena de anchas cadera y mirada encendida, doméstica de la zona, quien aparecía siempre de primera para ponerse en las frutas más grandes y frescas.

Con frecuencia se cruzaban miradas y uno que otro roce, calentando y distorsionando la relación de frutero y cliente.   Arlindo decidió invitarla a ver el atardecer desde una colina cercana. Una vez entrada la noche, solos en la cabina de su frutería ambulante, sin saber cómo, se desbordaron las pasiones y sus cuerpos se fundieron en total desenfreno, siendo tomados por sorpresa sin ningún tipo de precaución.

Semanas después la morena estaba pálida, tenía acidez y náuseas frecuentes. La morena confesó lo sucedido a su patrona quien de inmediato la llevó a practicar prueba de embarazo. Arlindo se encontró con su deseada morena hecha un mar de lágrimas, le mostró con manos temblorosas el resultado de la prueba realizada donde ratificaron las consecuencias del pecado.

Arlindo entró en pánico, no sabía qué hacer ni que decir, no se le entendía una sola palabra de las muchas que pronunciaba. Él pensaba en su esposa, sus hijos y en la morena. Todas las opciones posibles pasaron por su mente.

A los días, la morena fue despedida por su patrona, viéndose obligada a tomar un autobús para regresar llena de vergüenza a la casa de su madre en un lejano pueblo.  Arlindo le prometió estar siempre pendiente y enviarle la manutención del pequeño, pero su vida cambió para siempre.

La anticoncepción moderna es la herramienta idónea para que las mujeres y las parejas puedan elegir el momento en que inician la reproducción, el número de hijos que van a tener y el espaciamiento entre los embarazos.

Existen mujeres que no desean reproducirse, pero siguen expuestas al "riesgo" de quedar embarazadas, por estar en edad fértil y llevar una vida sexual activa sin usar ningún método anticonceptivo o porque utilizan métodos "tradicionales" como el ritmo o el coito interrupto, de escasa eficacia para evitar el embarazo.

Existen diversos métodos femeninos altamente eficientes como los anticonceptivos orales es decir pastillas o implantes hormonales de larga duración, así como variados dispositivos intra uterinos, espermicidas, diafragmas vaginales, entre otros.

Para aquellas damas sorprendidas en una relación casual sin tener anticonceptivo, existe la pastilla del día siguiente y para quienes completaron su familia pueden solicitar la esterilización quirúrgica.

En el caso de los hombres se tiene como método anticonceptivo por excelencia el uso de preservativos que además lo protege de las múltiples y frecuentes enfermedades de transmisión sexual. También el hombre cuando ha completado su familia, puede someterse a una sencilla cirugía ambulatoria, realizada en el consultorio, con anestesia local, donde se seccionan y ligan los conductos deferentes encargados de transportar los espermatozoides desde los testículos al sitio donde se van a mezclar con los otros componentes del semen, manteniendo una eyaculación de aspecto normal, pero sin espermatozoides ni efectos secundarios de importancia.

Es fundamental la educación sexual impartida desde el hogar y los colegios para evitar esta ingrata situación que muchas veces tiene altos costos en vidas inocentes, lesiones o traumas permanentes, así como pérdidas familiares.

Para conocer mucho más de este y otros temas de interés visita mis redes sociales @drsotorosa.

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados