Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

El tabaco y sus consecuencias en la salud de la mujer

Por la Dra. Carmen Mantellini

Cientos de miles de personas mueren anualmente de forma prematura debido al tabaco, y no sólo porque lo fumen directamente, el tabaco fumado pasivamente también supone riesgos para la salud.

En la medida que la mujer ha conquistado espacios que eran tradicionalmente ocupados y ejercidos por hombres, también ha adoptado vicios que eran tradicionalmente masculinos, como lo es el consumo de alcohol y el tabaco. Enfermedades que eran antiguamente raras en la mujer van aumentando a medida que son más adictas al cigarrillo, y es por eso que vemos como la incidencia de  cáncer de pulmón en la mujer ha ido aumentando progresivamente a lo largo de los años.

Sólo en EEUU se gastan unos 800 millones de dólares para frenar el consumo de tabaco, mientras que la industria gasta 10 veces más en campañas de promoción de la adicción, una presión que favorece grandemente que se mantenga el vicio y se incorporen nuevas usuarias.

El cigarrillo en la mujer duplica el riesgo de morir en comparación con aquellas que no fuman. En relación al cáncer de pulmón, el riesgo de padecerlo aumenta según la cantidad, duración e intensidad del hábito. En aquellas mujeres que fuman dos o más paquetes al día, este riesgo aumenta en más de 20 veces.

El cigarrillo también favorece la aparición de cáncer de laringe, vejiga y esófago en las mujeres. El tabaquismo, la hipertensión y el exceso de colesterol en la sangre, son factores que incrementan el riesgo de cardiopatía coronaria, aún en mujeres pre menopáusicas, siendo este riesgo mayor en la medida que avanzamos en la edad.

El cigarrillo adelanta en hasta 2 años la edad de la menopausia y como si no fuera poco, la mujer no debe tomar estrógenos en la terapia hormonal porque aumenta en cifras peligrosas el riesgo de trombosis venosa y de accidentes trombóticos cerebrovasculares.

Fumar acelera la aparición de arrugas en el rostro, sobre todo alrededor de los labios. Y en relación a la salud de los huesos, el cigarrillo ejerce una acción antiestrogénica en la cual. No le bastó acelerar la menopausia sino que además actúa en la desmineralización de los huesos, favoreciendo fracturas.

Por último, la nicotina está vinculada estrechamente con infertilidad y con un mayor riesgo de embarazos fuera del útero, lo que puede generar un daño permanente de la trompa y evitar un embarazo a futuro.

Para conocer más sobre este y otros temas de interés @dramantellini.

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

 

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados