Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content

El trabajo de mejorar lo que pensamos

Buscando vivir con salud emocional es esencial…

Por María Laura García

Te has puesto a pensar en qué tanto de lo que piensas en el día es bueno, malo, positivo o negativo, es verdad o mentira … ¿Has analizado lo que predomina en tu mente? ¿Estás consciente que tu forma de pensar determina tu vida y lo que atraes de ella, en ella?

De hecho, recientemente leí que a pesar de que podemos tener unos 60 mil pensamientos a lo largo del día, un 94% son rumiantes; es decir, que nos repetimos en la cabeza, una y otra vez, lo mismo, según comentaba en un artículo, Zeneida Bernabé (@ZeneidaBernabe), coach especialista en gestión del sufrimiento, y que me puso en la cabeza escribirles sobre esto nuevamente, ya que siempre les menciono, lo poderoso del pensamiento, de la mente.

Si las historias que nos contáramos con frecuencia fueran dichosas y felices no habría por qué preocuparse. Lo que ocurre es que, según revelan los estudios científicos, el 80% de los pensamientos que tenemos, son negativos, salvo que hagamos un esfuerzo y nos entretengamos para que pase lo contrario.

¿Cuál es el antídoto?

¿Qué estrategias podemos adoptar para cambiar esos pensamientos negativos y convertirlos en positivos?

De acuerdo con Bernabé, existe una fórmula de indagar en la mente, que permite ampliar la mirada y no ver solo lo negativo. Se trata de aceptar gradualmente la realidad sin cambiarla ni huir de ella, enfrentándola y trabajándola.

Esto es lo que la escritora norteamericana Byron Katie describe como el método “The Work” o el “El Trabajo” en su libro “Amar lo que es”. The Work es un sencillo y, a la vez, poderoso proceso de introspección que enseña a identificar y cuestionar los pensamientos causantes de todo nuestro sufrimiento o malestar emocional. Es una manera de entender qué te está doliendo, y de enfrentar la causa con claridad.

Las personas que hacen “El Trabajo” en forma continuada generalmente reportan resultados transformadores en su vida.

De una manera práctica dicha indagación lleva a recordar un momento y preguntarse sobre lo que se vivió, si: ¿Es verdad o no?, ¿Tienes la certeza absoluta de que es verdad?, ¿Qué sucede cuando piensas en ese hecho? Y ¿Qué sucedería si no tuvieras ese pensamiento?

En fin, con estas sencillas preguntas podemos abrir nuestra mente para tener un nuevo y mejor pensamiento o ver las consecuencias de tenerlo.

Beneficios de nuestro trabajo interior…

- Bajar los niveles de tristeza y tendencia depresiva incluso en medio situaciones que antes resultaban debilitantes.
- Controlar el estrés para con ello bajarle el nivel a la ansiedad o el miedo.
- Al tener un mayor balance mental mejorarán nuestras relaciones en general, incluso hasta con nosotros mismos.
- El crecimiento emocional más el autoconocimiento nos hace menos propensos a la ira, ya que comprender lo que te produce enojo y resentimiento, te hace menos reactivo.
- Aumentará tu claridad mental e inteligencia emocional.
- Sentirás bienestar y energía.
- Experimentarás paz mental.

¿Cómo hacer “El Trabajo”?

En silencio y en esos espacios que te des para la reflexión, juzga a los demás y con esa misma vara evalúate a ti mismo. “Al dejar que la mente que juzga tenga su vida propia, por escrito en el papel, descubres lo que aún no conoces de ti mismo a través del espejo de quienes has juzgado.

Parte del trabajo es la meditación. Se trata de crear conciencia, no de intentar cambiar los pensamientos, pero sí de hacerte muchas preguntas y darte el tiempo necesario para interiorizar y esperar que las respuestas más profundas salgan desde el fondo de tu corazón.

Según la autora ¿Puedes llegar a saber que es verdad con absoluta certeza? ¿Cómo reaccionas, qué sucede, cuando tienes o crees ese pensamiento? ¿Quién serías sin dicho pensamiento?

Les cuento que cuando comencé a analizar mis juicios sobre otros y sobre mí misma, me di cuenta de que todo lo que yo decía acerca de los otros, se aplicaban a mí. Era simplemente mi proyección. Ahora, en lugar de tratar de cambiar al mundo que me rodea, puedo entender mejor mis pensamientos escribiéndolos en el papel, indagándolos, y sorprendiéndome cuando encuentro que soy igual a como pensaba que era el otro.

La autora, da estos ejemplos de juicios y de lo que debería ser la respectiva “inversión”, es decir, que deberíamos hacer con cada idea que tenemos sobre los demás:

“Él debería comprenderme” se invierte a:

– Él no debería comprenderme. (Esta es la realidad.)
– Yo debería comprenderlo.
– Yo debería comprenderme.

“Necesito que sea amable conmigo” se invierte a:

– No necesito que sea amable conmigo.
– Necesito ser amable con él. (¿Puedo vivirlo?)
– Necesito ser amable conmigo misma.

“Él no es amoroso conmigo” se invierte a:

– Él es amoroso conmigo. (Hasta donde puede.)
– No soy amorosa con él. (¿En qué puedo encontrarlo?)
– No soy amoroso conmigo mismo. (Cuando no indago mis pensamientos.)

“Pablo no debería gritarme” se invierte a:

– Pablo debería gritarme. (Obviamente: la realidad es que él lo hace a veces. ¿Lo escucho?)
– Yo no debería gritarle a Pablo.
– Yo no debería gritarme.

(En mi mente, ¿Estoy repitiendo los gritos de Pablo? ¿Quién es más amable: Pablo que me gritó una vez o yo que lo repito 100 veces?)

Hasta que no veas al enemigo como un amigo, “Tu Trabajo” no está terminado. Esto no quiere decir que tienes que invitar a cenar a esa persona incómoda. La amistad debe ser una decisión. Tal vez no vuelvas a ver nunca a esa persona molesta, quizá hasta te divorcies de ella, pero cuando piensas en ese ser, ¿sientes tensión o paz? He allí lo importante.

Debes aceptar la realidad como es y no pelearte con ella. Ese es el truco. “The Work” no dice a nadie lo que debe o no debe hacer. Sólo nos lleva a preguntarnos ¿Cuál es el resultado de pelear con la realidad? ¿Cómo te sientes? El Trabajo explora la causa y el efecto de apegarnos a pensamientos dolorosos y en esa indagación encontraremos la libertad. Mientras más indagaciones hagas, más libre serás.

Por último, y muy importante, en el momento en que dejas de contestar las preguntas desde el corazón y empiezas a justificar o defender esas afirmaciones que estás procesando, “El Trabajo” deja de funcionar.

REDES:
Instagram: @ATuSalud
YouTube: ATuSaludconMariaLauraGarcia
Facebook: ATuSaludEnLinea
Twitter: ATuSaludEnLinea

Caraota Digital no se hace responsable por las opiniones, calificaciones y conceptos emitidos en las columnas de opinión publicadas en este medio.

LO QUE ES TENDENCIA

Artículos Relacionados